Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Normalidad en las manifestaciones contra el Estatuto gallego

Alrededor de 85.000 gallegos salieron ayer a la calle para manifestarse contra el Estatuto de UCD, al que la corriente de centro-nacionalista y la izquierda de Galicia consideran una imposición inaceptable. La tónica general fue la normalidad de las manifestaciones, que transcurrieron sin incidentes en las once localidades en que tuvieron lugar anoche.El mayor fervor autonomista anti-UCD se registró en La Coruña, donde la manifestación «por la dignidad gallega, en contra del Estatuto de UCD y por una auténtica autonomía» reunió cerca de 25.000 personas. Le siguió Vigo, con 20.000; Santiago, con algo más de 15.000; El Ferrol, con 9.000; Pontevedra, con 4.000; Orense, con 3.000; Lugo, con una cifra más o menos semejante; Villagarcía, con 4.000; Ribeira, con 3.000, y El Barco de Valdeorras o el Puerto del Son, pequeñas localidades que reunieron poco más de quinientas personas.

En Orense, la manifestación guardó un minuto de silencio en memoria del escritor Eduardo Blanco Amor, fallecido hace cuatro días. Los principales líderes de los partidos políticos convocantes y de las fuerzas sindicales encabezaron las manifestaciones en cada lugar. En varios puntos« se repitieron los gritos contra UCD y contra el Gobierno. Concretamente en Santiago, se pidió la dimisión del gobernador civil y del rector de la Universidad, responsabilizándolos de la actuación de las Fuerzas de Orden Público en las últimas semanas.

Por lo que se refiere a Vigo, la única anécdota fueron los fuertes silbidos y algunos insultos que se dirigieron contra la sede de Fuerza Nueva, donde ondeaba una bandera española. Durante la jornada laboral hubo asimismo asambleas en las principales empresas de la comarca de Vigo, en las que se explicó el sentido de la convocatoria. Informa nuestro corresponsal, Antonio Ojea.

En cuanto a Lugo, según comunica nuestro corresponsal, E. Pombo, los manifestantes corearon insistentemente durante la marcha consignas contra el «Estatuto de UCD», el presidente Suárez y el presidente de la Junta de Galicia, Quiroga Suárez. Centenares de banderas gallegas con crespón negro y pancartas acompañaron la marcha que finalizó a las nueve de la noche en la plaza de España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de diciembre de 1979