Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jomeini apoya la ocupación de las embajadas de EEUU y Gran Bretaña

Tras ocupar el domingo la embajada de EEUU en Teherán, varios centenares de estudiantes iraníes ocuparon ayer la embajada británica en la capital iraní y los consulados norteamericanos en las ciudades de Tabriz y Chikaz. Los jóvenes musulmanes -que detienen, entre las dos embajadas, a 129 rehenes y que recibieron ayer el apoyo explícito del ayatollah Jomeini- pretenden obtener a cambio de la liberación de los rehenes la extradición del sha de Irán, hospitalizado en Nueva York; la de Shapur Bajtiar -último primer ministro del sha-, según ellos refugiado en Gran Bretaña, y la ruptura de relaciones diplomáticas con Washington.

Anoche, los ocupantes de la embajada británica iniciaron una retirada en lo que se interpreta como un intento de no restar protagonismo a la primera toma de la sede diplomática estadounidense.Durante toda la jornada de ayer, numerosos grupos de estudiantes desfilaron ante las dos embajadas e incluso en el centro de la ciudad, gritando eslóganes como «Cuando Jomeini lucha, Carter tiembla», o «EEUU es peor que Gran Bretaña. La Unión Soviética es peor que Gran Bretaña y EEUUjuntos, pero nuestro combate hoy lo llevamos a cabo contra EEUU».

La radio nacional iraní ha cesado desde ayer sus emisiones normales, sustituyéndolas por marchas de apoyo a las acciones emprendidas por los jóvenes musulmanes.

El clero clifita de la ciudad santa de Qom y su líder -el ayatollah Jomeini, cuyas críticas a EEUU provocaron el domingo el ataque contra la embajada norteamericana-, difundió ayer dos mensajes de apoyo a los ocupantes de las sedes diplomáticas. «Los norteamericanos», dijo, «esperan que ordenemos a nuestros jóvenes que evacuen la embajada. Quieren que nuestra juventud se comporte como espectadora, que no reaccione ante los complots fomentados contra nuestro país. No daremos marcha atrás: así entenderán que la revolución sigue su curso en Irán. Las declaraciones de Jomeini fueron secundadas por numerosos comunicados de la jerarquía religiosa, la Asamblea de los Expertos y comités de estudiantes.

Las embajadas ocupadas han sido decoradas con numerosos retratos del ayatollah Jomeini y pancartas antiamericanas. Los rehenes, entre los que no se encuentra el encargado de negocios estadounidense, Bruce Laingen -ausente en el momento del ataque-, están siendo bien tratados, aseguró un portavoz de los asaltantes. El rnismo portavoz se negó a responder a la pregunta sobre la suerte de los rehenes si Washington persistiese en su negativa extradición.

Por su parte, la embajada británica en Teherán difundió, a mediodía de ayer, poco antes de ser ocupada, un comunicado en el que desmentía que Shapur Bajtiar residiese actualmente en Gran Bretaña.

La crisis americano-iraní se dobla de una segunda crisis entre el Gobierno de Teherán, presidido por Mehdi Bazargan, y lajerarquía religiosa. Por primera vez desde hace meses, la radio nacional iraní unió su voz a la de los «estudiantes islárnicos» criticando en sus diarios hablados la reciente entrevista de Bazargan, en Argel, con el consejero para asuntos de seguridad del presidente Carter, Brzezinski.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de noviembre de 1979