Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vecinos de Aranjuez protestan por la adjudicación de viviendas

Un centenar de vecinos de Aranjuez se concentraron a primeras horas de la mañana de ayer frente a la Delegación Provincial del Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo, en Madrid, mientras el alcalde, Eduardo García, del Partido de los Trabajadores, y un grupo de concejales se entrevistaban con el delegado provincial para intentar solucionar el problema de la adjudicación de las viviendas construidas en el polígono Las Aves y de la existencia de viviendas vacías en el polígono de la antigua Obra Sindical del Hogar, a pesar de las necesidades existentes entre los habitantes de Aranjuez.La concentración vecinal fue convocada por el propio Ayuntamiento, a la vista de la presentación del Ministerio de recortar la adjudicación de viviendas en el nuevo polígono que había hecho aquél. De las 1.504 viviendas construidas en el citado polígono, 1.200 fueron dedicadas a solucionar los problemas de Aranjuez, en tanto que trescientas serían adjudicadas por el Ministerio a problemas de vivienda en Madrid y a policías nacionales necesitados de una casa.

Sin embargo, el Ayuntamiento sólo adjudicó 1.012 viviendas de ese polígono, y el Ministerio quería ser él directamente quien adjudicara el cupo que le correspondía al Ayuntamiento.

Los acuerdos alcanzados ayer por la mañana, en la reunión que duró tres horas, se centraron, tal como anunció el segundo teniente de alcalde, José Tejeiro, a los concentrados, en la presentación de una lista de 219 posibles adjudicataños de las viviendas que quedan -que el Ministerio tendrá en cuenta-; en el estudio de las adjudicaciones hechas directamente por el Ministerio, por si hubiera habido alguna irregularidad, y en el cambio de cerraduras de las casas vacías -veintidós, en total- en el polígono de la Obra Sindical del Hogar, para proceder a una nueva adjudicación.

La concentración, que fue vigilada en todo momento por las Fuerzas de Orden Público y que vitoreó a los representantes municipales cuando salieron, mostró pancartas con textos tales como «Las viviendas para el pueblo. No más enchufes», y «No más privilegios».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de octubre de 1979