Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PSOE: agotar el techo constitucional

Los motivos de desacuerdo del PSOE al proyecto de Estatuto de Autonomía para Galicia, unos 150, afectan fundamentalmente a los artículos relativos a hacienda, cultura y elección del Parlamento. Dirigentes socialistas gallegos, acompañados del presidente de la Gestora Federal, José Federico de Carvajal, explicaron ayer, en el transcurso de una conferencia de prensa, que con sus discrepancias al texto pretenden agotar el techo constitucional en cuanto a garantizar para Galicia competencias de autogobierno y posibilidades de desarrollo diferenciado.El secretario general del Partido Socialista de Galicia-PSOE, José Luis Rodríguez Pardo, expresó su confianza en que UCD permita que Galicia cuente con un Estatuto equiparable a los de Cataluña y País Vasco. «Sería un cinismo totál», agregó, «que después de haber rebajado los estatutos de Guernica y Sau no acepten que el gallego esté al mismo nivel.» Este por tavoz se mostró contrario a la filosofía de trasladar fuera del Parlamento la discusión.de los estatutos de autonomía.

Los representantes del PSOE gallego insistieron en que la liberación efectiva de las clases trabaj adoras y populares va íntimamente unida a la liberación de Galicia como pueblo culturalmente oprimido y económicamente explotado.

El señor Rodríguez Pardo aludió en su intervención a los desacuerdos que han elaborado partidos nacionalistas de la coalición Unidade Galega y que han entregado a todos los grupos parlamentarios, afirmando que las innovaciones que propugnan los socialistas recogen, amplían y superan sus discrepancias, salvo en cuestiones que están fuera del marco constitucional.

Además de las modificaciones que anticipó ayer EL PAÍS, los socialistas intentarán corregir el sistema de elección del Parlamento, que figura en texto presentado en las Cortes («el mejor de los peores, que hay», en palabras de Rodríguez Pardo). Proponen que se rebaje del 3 % al 1,5 % el número de votos necesarios para obtener representación en el Parlamento y defienden una distribución estrictamente proporcional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de septiembre de 1979