Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La plantilla del grupo Mundo pide a la empresa que les pague con puntualidad

Ayer se celebró la primera reunión del conflicto colectivo declarado e n el grupo Mundo, cuyo principal accionista es Sebastián Auger, editor propietario del vespertino madrileño Informaciones. El conflicto fue solicitado por los trabajadores, quienes alegaron que estaban «hondamente preocupados por la marcha económica de la empresa».

En la reunión de ayer participaron el consejero delegado del grupo, Javier de Quintana; quince representantes de las diversas empresas que componen el grupo Mundo -Tele/Express, Mundo Diario, Cataluña Express, 4-2-4, Ingemesa y Disconsa, dos abogados de los trabajadores, del bufete de Albert Finá, y el inspector de la Delegación de Trabajo, señor García Cimbrero.Los trabajadores plantearon a Javier de Quintana su preocupación por los continuos retrasos en el cobro de los salarios mensuales y pidieron que éstos se hagan en metálico o en talones conformados o que, en caso de atraso, haya un incremento en el sueldo.

Sobre el primer punto, el consejero delegado admitió los atrasos y los achacó a la falta de liquidez, que en ningún caso, según sus palabras, podía traducirse en una mala situación financiera del grupo. Sobre el segundo punto -un incremento del sueldo en caso de atraso-, lo calificó de usura por parte de los trabajadores y propuso que, en el caso de que existan problemas para el pago, se avisará a los trabajadores con cinco días de antelación.

Los representantes de los trabajadores solicitaron el balance consolidado del grupo correspondiente a los últimos tres años, lo que fue rechazado por Javier de Quintana, quien alegó que no podía dar más información sobre la empresa que la que tenía cualquier accionista. Igualmente, los trabajadores exigieron que al cobrar el sueldo les sean facilitadas hojas de salario, que no reciben desde hace meses. El consejero delegado señaló desconocer este extremo.

Según fuentes directas, en el curso de la reunión los representantes laborales insistieron en conocer el estado económico del grupo. Ante su insistencia, Javier de Quintana se limitó a insistir en que había patrimonio suficiente, que el único problema es de liquidez y que lo único cierto es que hay una política de reducción de gastos dentro del grupo.

La próxima reunión está prevista para el día 2 de octubre. Por otra parte, fuentes laborales informaron ayer que los trabajadores del vespertino Tele/Express presentaron ayer en la Delegación de Trabajo una solicitud de huelga legal, que tendría como objetivo conseguir el pago de atrasos correspondientes a los meses de julio y agosto, así como del 60% de la paga extraordinaria de julio, que aún no han percibido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de septiembre de 1979