Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un "comic" sobre "La vida apasionada de santa Teresa de Avila" escandaliza a los franceses

El affaire santa Teresa de Avila ya llegó a la primera plana de la actualidad francesa. Desde hace ocho semanas, el semanario de la intelligentsia de izquierdas parisiense Le Nouvel Observateur viene publicando la vida de la santa en dibujos animados, según la interpretación moderna de Claire Bretecher. El «humor irreverente», la «intolerancia fácil», el «sarcasmo que hiere», la «tónica falta de respeto», el «anticlericalismo primario» o los aplausos son algunas de las apreciaciones suscitadas por esta nueva visión de los éxtasis y vicisitudes femeninas de la fundadora de conventos.La cosa se desencadenó sin apenas hacer ruido. Pero, a partir del primer capítulo del comic, la vida de la «amante de Dios» desquició la mejor voluntad de quienes exigen un cierto respeto por los santos y saturó de gozo a los más. A estas alturas, teólogos, religiosos, escritores y lectores del semanario ya han hinchado el affaire hasta el extremo de que, en su número de ayer, el referido Le Nouvel Observateur, en su portada, en el título que encabezaba la imagen cancaturesca de Teresa de Avila, se preguntaba si «es necesario quemar a Claire Bretecher».

El itinerario que recorren los dibujos animados para resucitar la vida y sofocos de la inquieta andariega no repara en miramientos religiosos, místicos, eróticos, espirituales o divinos. Algunos retazos de esta Vida apasionada de Teresa de Avila explicitan el guirigay que se ha organizado en torno a «la gran cazadora de sueños y de deseos».

Una de las aventuras dibujadas presenta a Teresa de Cepeda y Ahumada en una discusión teológica de gran envergadura con san Juan de la Cruz. Pero, de repente, la santa le suelta un bofetón al santo:

-Idiota, insulta san Juan, tumbado en el suelo.

-Sólo ha sido para mostrarte lo que hay que hacer cuando sientes el demonio por cualquier parte.

Muchos del 80% de los franceses que se dicen católicos han sido heridos por lo que consideran «una desenvoltura indecente». Otros, por el contrario, estiman que Claire Bretecher está impregnada de catolicismo más de lo que ella se cree y, además, ha comprendido a santa Teresa mejor que muchos hagiógrafos. El jesuita, teólogo, profesor de la Universidad de California Michel de Certeau, que ultima una obra sobre la mística de los siglos XVI y XVII, en un amplio artículo, para evocar el verdadero retrato de la santa, no se espantaba, ayer, de la interpretación de la señora Bretecher.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de agosto de 1979