Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REVISTA DE PRENSA

El sitio de la Guardia Civil

«La Guardia Civil nunca le podrá hacer la competencia -valga la expresión mercantil- a la Policía Antidisturbios. llámese como se quiera, porque a quien se la puede hacer, y sólo en los géneros de delitos no muy sofisticados, es al Cuerpo Superior de Policía, excluidas, y sólo en parte. las grandes capitales, porque la Guardia Civil domina bastante bien la actuación en las barriadas industriales.Pero estas reflexiones lo que ponen de relieve es que la Guardia Civil debe potenciar su formación en el campo de la prevención y represión del delito, por lo que su organización y actuación debe estar en manos de su personal. Sin embargo, desde 1939, es un numeroso personal de las Armas y Cuerpos del Ejército el que está marcando los rumbos de una institución policial como la Guardia Civil. Esto es muy propio de un régimen de dictadura o, al menos, de represión de la oposición, pero impropio de un régimen democrático, en el que los Ejércitos tienen su actuación en la defensa exterior y sólo en eventos muy graves son última garantía del orden constitucional. (...)

Por otra parte, le conviene al Ejército desvincularse de tareas para las que su personal no está formado y que le relacionan con ámbitos a los que no está acostumbrado, como son los de la delincuencia y el orden público interno.»

21 de julio

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 22 de julio de 1979