Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La plantilla de bomberos de Madrid aumentará en cuatrocientos miembros

Los recientes incendios en establecimientos hoteleros han sensibilizado de tal manera a la opinión pública que se ha hecho necesaria la revisión de las escasas medidas de seguridad con que se cuenta. El Ayuntamiento de Madrid ha decidido aumentar la dotación de bomberos en un 50% y ampliar sus instalaciones contra incendios, a la vez que desarrolla una campaña de información ciudadana para casos de peligro.

Con el fin de conseguir que el ciudadano madrileño se sienta seguro ente la posibilidad de incendios y escapes de gas o sepa qué hacer ante la amenaza de la colocación de una bomba, el Ayuntamiento ultima estos días un pequeño folleto sobre seguridad ciudadana, que será distribuido durante la primera quincena de septiembre.El proyecto tiene su origen en el hecho de que gran parte de los accidentes que se producen en Madrid podrían evitarse, o al menos reducirse, si los vecinos afectados supieran responder ante el peligro.

Esta elemental medida municipal ha sido preparada por las delegaciones de Seguridad y Relaciones Sociales. Se trata de orientar para los casos de peligro en la casa, el coche y la calle. Cada uno de estos temas se amplía con referencias a los casos de incendio y de terrorismo.

«La mayor parte de las salidas de los bomberos se deben a sucesos domésticos», explica José Barrionuevo, delegado de Seguridad, «y por eso nosotros queremos que la gente sepa inmediatamente a quién tiene que llamar y qué medidas de precaución debe tomar a fin de evitar que los males sean mayores. »

Lo más nuevo de la medida puede ser la inclusión de la defensa ciudadana ante el terrorismo. «Las llamadas anónimas anunciando la colocación de bomba en tal o cuál sitio», asegura el delegado de Seguridad, «se han convertido ya en un motivo de tensión constante. Es prácticamente imposible localizarlas y, por supuesto, evitarlas. Para tranquilizar a los funcionarios pedimos que la gente que trabaja en organismos oficiales, o que pueda ser objeto habitual de amenazas, colabore observando y avisando cuando vean cualquier paquete sospechoso.»

Las medidas de orientación e información ciudadana van a ir acompañadas de un reforzamiento del personal del servicio contra incendios en un 50% (la plantilla actual es de 785), según está previsto en el Plan' de Actuación Municipal (PAM). Asímismo se aumentará el material contra incendios y el número de parques. «Con este aumento no llegamos a un bombero por cada mil habitantes», reconoce José Barrionuevo, «pero alcanzar esas cifras es materialmente imposible, ya que los países anglosajones donde se ha conseguido se cuenta con personal amateur y aquí solamente hay profesionales.»

Respecto a la posible modificación de la ordenanza municipal contra incendios de 1976, el responsable de Seguridad señala que, por el momento no va a ser modificada, pero que también está previsto en el PAM que se aumenten las medidas de seguridad en aquellos edificios que no estén afectados por la ordenanza.

La norma contra incendios tiene fecha de 1976 y sólo puede aplicarse a los edificios que se construyeron a partir de ese año, ya que carece de retroactividad.

«Su aplicación retroactiva supone importantes problemas técnicos, jurídicos y económicos. Para los edificios que se construyan a partir de 1976 se han tomado las medidas previstas en la ordenanza, pero en el caso de los establecimientos hoteleros, por ejemplo, que están construidos hace años, hay que tomar otro tipo de precauciones.

La última medida de cara a esta campaña de seguridad ciudadana consistirá en un intento de cambiar la imagen de la Policía Municipal y de los bomberos, hecha con el objeto de que los ciudadanos colaboren con la policía en todos los casos de peligro.

Todas estas medidas empezarán a ponerse en práctica entre la segunda quincena de septiembre y la primera de octubre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de julio de 1979

Más información

  • El Ayuntamiento refuerza las medidas de seguridad ciudadana