Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

UCD y los comunistas parecen apoyarla continuidad de Tarradellas

La posibilidad de que el actual presidente de la Generalitat provisional de Cataluña, Josep Tarradellas, se convierta en el primer presidente de la Generalitat plena, después de promulgado el Estatuto de Autonomía, está tomando cuerpo de forma totalmente pública y manifiesta.Casi paralelamente, UCD y los comunistas se han expresado en términos nuevos. Carlos Sentís se pronunció ayer en favor de la continuidad de la actual fórmula unitaria de la Generalitat, apuntando directamente hacia la continuidad de Tarradellas como presidente en los próximos cuatro años. La misma fórmula unitaria también fue defendida en el último comité central por el secretario general de los comunistas catalanes.

Sin duda alguna, la bandera en contra de Tarradellas es únicamente alzada por Jordi Pujol, mientras que los socialistas marginan sus pasadas discrepancias, víctimas de su absoluta falta de imaginación.

«Tarradellas no mostrará claramente el camino que piensa seguir para continuar siendo presidente de la Generalitat, hasta el último momento, para coger a todas las fuerzas políticas por sorpresa», manifestó a EL PAÍS uno de los principales colaboradores directos de Pujol, el cual agregó: «Si Tarradellas encabeza una lista para el Parlamento catalán y nos da a nosotros el quinto lugar -después de UCD y socialistas- no tendremos otra solución que no aceptarlo.»

La sorprendente estancia de Tarradellas en Madrid tendría como único objeto, según fuentes directas, el eclipsar el prestigio que podría dar a los parlamentarios catalanes su inminente papel en la concreción del Estatuto. Un Estatuto que, desde luego, no complace en absoluto a Tarradellas, para quien ya basta la actual y estéril provisionalidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de julio de 1979

Más información

  • Después del Estatuto catalán