_
_
_
_
_

Careo de "Billy el Niño" con Fernández Cerra y Gloria Herguedas

Antonio González Pacheco, Billy el Niño, conocido policía de la Brigada Especial de Operaciones, fue sometido ayer, durante dos horas y media, a un careo con dos de los procesados en el sumario por la matanza de Atocha, en un intento de aclarar las contradicciones surgidas entre las declaraciones del primero, efectuadas ante el juez el pasado día 8 de junio, y las de los segundos, realizadas en los primeros momentos de la tramitación del sumario, en marzo de 1977.

La diligencia de careo se efectuó en el hospital penitenciario de la cárcel de Carabanchel, donde se encuentra internado desde hace algún tiempo José Fernández Cerra, el procesado cuyas declaraciones presentan más puntos contradictorios con las efectuadas por González Pacheco. Fernández Cerra se encuentra en el centro hospitalario sometido a examen médico, ya que sufre dolores intensos en el brazo derecho y una ligera atrofia muscular. La otra procesada en el sumario de Atocha enfrentada ayer con González Pacheco fue Gloria Herguedas, desde hace varios meses en libertad provisional.La diligencia de careo estaba señalada, ante el juez que tramita el sumario, a las diez de la mañana. A las diez y cuarto, González Pacheco llegó al hospital penitenciario rodeado de algunos compañeros de su brigada. El careo con los dos procesados se prolongó hasta la una menos cuarto de la tarde. Al parecer, las contradicciones existentes en las declaraciones de González Pacheco y de los procesados José Fernández Cerra y Gloria Herguedas se centran en los datos ofrecidos por los declarantes en relación con la supuesta amistad entre el primero y el segundo y los posibles contactos mantenidos por ambos en la Dirección General de Seguridad.

El careo efectuado ayer constituye la última diligencia en el sumario de Atocha, lo que parece significar que su conclusión es inminente. Con el fin de posibilitar dicha conclusión, hoy será dada de alta por el médico forense la abogada María Dolores González Ruiz, que resultó gravemente herida en la matanza de la calle de Atocha, si bien no se descarta la posibilidad de que tenga que ser sometida en el futuro a nuevas operaciones.

Una vez concluido el sumario, éste deberá pasar a la calificación del ministerio fiscal, de los abogados defensores de los procesados y de los abogados de la acusación particular, que representan los intereses de los familiares de las víctimas. La vista del juicio oral, no obstante, parece que no podrá celebrarse antes del próximo año.

Albadalejo: petición de libertad provisional

Francisco Albadalejo, uno de los procesados en el sumario de Atocha, que permanece en prisión provisional en la cárcel de Ciudad Real, ha solicitado del juez que tramita dicho sumario la libertad provisional. Los abogados de la acusación particular, no obstante reconocer la «excesiva dilatación que ha conllevado la tramitación de este sumario», se oponen a dicha medida, ya que consideran que la permanencia del procesado en prisión «resulta una medida necesaria para asegurar su presencia en el momento de la celebración de la vista del juicio oral, máxime cuando el delito de que está acusado va revestido de unas características de las que producen una evidente alarma social».

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_