Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobiemo y UCD aceptan el Estatuto de Guernica como "instrumento de trabajo"

El presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, convocó ayer una reunión mixta con siete ministros de su Gabinete y cuatro miembros del comité ejecutivo de Unión de Centro Democrático, para tratar de la postura definitiva que adoptará el partido gubernamental frente a los proyectos de estatutos de autonomía del País Vasco y de Cataluña, pero especialmente del primero de ellos. En la reunión se puso de manifiesto una honda preocupación por la situación en el País Vasco y el propósito de aceptar el proyecto remitido por la Asamblea de Parlamentarios vascos como instrumento de trabajo, aunque se apreció unánimemente que algunos artículos del mismo son inconstitucionales.Sobre la base de que el texto precisa retoques, se delimitaron posturas diversas respecto al alcance de los mismos. La posición más dura fue mantenida por el ministro de la Presidencia, José Pedro Pérez Llorca, y por el diputado Oscar Alzaga.

La reunión se celebró en el palacio de la Moncloa, durante cerca de ocho horas, con un breve descanso para almorzar. Asistieron el ministro de la Presidencia, José Pedro Pérez Llorca, adjunto a la Presidencia, Joaquín Garrigues; Relaciones con las Cortes, Rafael Arias Salgado, Hacienda, Jaime García Añoveros; Ordenación Territorial, Antonio Fontán; Universidades e Investigación, Luis González Seara, y el ministro de Justicia, Iñigo Cavero.

Por parte del comité ejecutivo estuvieron presentes los ex ministros Rodolfo Martín Villa y Francisco Fernández Ordóñez, el ex presidente del Congreso de los Diputados Fernando Alvarez de Miranda y el diputado Oscar Alzaga.

La presencia de los señores Martín Villa, Fernández Ordóñez y Alvarez de Miranda supone la reaparición política de tres personalidades del partido gubernamental alejadas desde la última crisis del Gabinete de las áreas decisorias. Fuentes centristas consultadas por EL PAIS concedieron especial significación interna a la reunión, además del interés político que reviste la misma desde el punto de vista de las decisiones adoptadas en relación con el problema vasco. Cabe indicar que el vicepresidente segundo del Gobierno, Fernando Abril, no estuvo presente en la reunión de la Moncloa.

Pasa a página 15

"Cumbre" UCD-Gobierno sobre estrategia parlamentaria respecto a los estatutos vasco y catalán

(Viene de primera página)

Ante un tema de gran trascendencia, el presidente Suárez decidió convocar a los representantes cualificados de los distintos sectores ideológicos del partido: socialdemócratas (Fernández Ordóñez, Arias-Salgado y González Seara), democristianos (Alvarez de Miranda, Cavero y Alzaga) y liberales (Fontán y Garrigues), así como al líder del sector independiente (Martín Villa).

Los convocados por el presidente Suárez mostraron cierta sorpresa ante la ausencia del vicepresidente segundo del Gobierno, Fernando Abril, que se encontraba en Madrid. El señor Abril mantuvo por la mañana una reunión con el ministro de Economía, José Luis Leal.

Estrategia parlamentaria

La única versión oficial difundida acerca de esta reunión procede de la Secretaría de Estado para la Información, que se limitó a indicar que había sido estudiada «la postura del partido sobre el desarrollo del proceso autonómico derivado de la aplicación de la Constitución», así como la designación de grupos de trabajo encargados de preparar informes sectoriales que serán elevados al comité ejecutivo del partido, «a convocar en breve».

Un portavoz oficioso informó a EL PAIS que los ministros y dirigentes centristas habían «estudiado la estrategia parlamentaria de UCD en relación con los dos estatutos de autonomía que se debatirán próximamente en el Congreso: País Vasco y Cataluña». Otras fuentes dijeron que la reunión debatió más ampliamente el Estatuto de Guernica y que, pese a que se apreciaron determinados aspectos inconstitucionales en cerca de veinte artículos, se consideró mayoritariamente que debía ser aceptado como documento de trabajo en la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados.

Las mismas fuentes consideraron que no se habían expuesto posturas más o menos duras, según los distintos sectores ideológicos de UCD, pero que, en términos generales, los señores Pérez Llorca y Alzaga se significaron por sus posturas más inflexibles, posturas mantenidas, por otra parte, desde que ambos participaron en la negociación constitucional.

Los asistentes a la reunión expusieron sus argumentos ante el presidente Suárez, sin que, al parecer, se haya adoptado ninguna decisión final al margen de la ya expuesta de aceptar inicialmente el texto remitido al Congreso. Los reunidos se mostraron preocupados por las declaraciones del presidente del Partido Nacionalista Vasco (PNV), Carlos Garaicoetxea, en el sentido de que su partido estaría dispuesto a negociar con ETA en el caso de que tuviera algo que ofrecer y de que las actitudes de ETA fueran las propias de una parte dispuesta a negociar sin el dedo en el gatillo (véase EL PAIS 9-VI-79). Igualmente se habló sobre la disposición del PNV a buscar un acercamiento con Herri Batasuna y se trató sobre la reunión masiva que la coalición abertzale celebrará el próximo domingo, día 17, en Pamplona.

Los ministros y los miembros del comité ejecutivo de UCD intentaron fijar el marco jurídico de una negociación con el PNV de cara a la aprobación del Estatuto de Autonomía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de junio de 1979

Más información