Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Faltan guarderías

Mi propósito, como ciudadana madre, es exponer uno de los tantos problemas que acusa nuestra sociedad y que tan poco, por lo menos hasta el momento, se ha hecho para resolverlo. Es el de la escasez de guarderías.Somos muchas las madres que trabajamos y que más que a nadie nos gustaría que existieran las suficientes guarderías. Así, todos dejaríamos de considerarlas como artículo de lujo y empezaríamos a pensar que son un bien social, tanto para los peques, como para sus madres. Con ello, a éstas les quedaría algún tiempo para emplearlo en algo que las hiciera sentirse capaces de desarrollar parte de su personalidad, que en la mayoría de los casos, después de la llegada de los hijos, se ve bastante paralizada.

Centro esta problemática en el barrio joven de Santa Eugenia, en el kilómetro nueve de la carretera de Valencia, en donde lo que abunda es la chiquillería. Según nuestros estudios, demostrables, nos faltan unas ocho guarderías, entre el barrio y las cercanías.

Me pregunto si sería tan difícil que el Ayuntamiento tomara cartas en el asunto y me permito insinuar que pueden contar con la colaboración, por otra parte, muy desinteresada, de muchos de los padres afectados.

Es nuestro deseo que con la ayuda del que corresponda y la nuestra propia tomemos todos conciencia de que debemos resolver este problema.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de junio de 1979