Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente senegalés, interesado por la estabilidad mauritana

El presidente de Senegal, Leopoldo Sendar Senghor, llegó el pasado lunes en visita oficial a Nuakchott, donde comentó el deseo de su país por una Mauritania «unida, próspera y estable».Sin embargo, horas después, en la ceremonia de despedida, Senghor insistió en lo mismo, pero advirtió que no permitiría que se degradase la situación de la población ne ara de etnia senegalesa que cohabitan en el sur del país con los musulmanes mauritanos.

Las autoridades de Senegal han considerado siempre a Mauritania como un valioso Estado-tapón frente a algún tipo de pretensiones, ya fueran marroquíes o argelinas. En efecto, a mediados de los años cincuenta, Senegal rechazó por entonces algunas propuestas marroquíes en el sentido de buscar un reparto territorial de Mauritania, en el que los territorios del sur, con población negra, pasarían a soberanía senegalesa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de abril de 1979