Sancionada por tirarse una ventosidad mientras trabajaba

La dirección de la Compañía Telefónica ha abierto un expediente disciplinario, por falta grave, a una telefonista que se tiró un pedo mientras trabajaba. Las centrales sindicales CSUT, Comisiones Obreras y UGT han denunciado en una nota publicada ayer «los métodos represivos de la Compañía Telefónica Nacional de España, empresa en la que, para satisfacer cualquier necesidad, las telefonistas deben pedir permiso a sus superiores».El expediente abierto en Oviedo a la telefonista ha sido confirmado por la dirección regional de la Telefónica del noroeste de España, según fuentes sindicales.

La empleada, a tenor de la consideración de falta grave, podría ser castigada con un cambio de destino dentro de Oviedo, con la pérdida del derecho a uno o más bienios, con la postergación para el ascenso durante cuatro años, una multa de la séptima parte de su retribución mensual o con la supresión de empleo y sueldo hasta quince días.

El 75% de las telefonistas se solidarizaron con su compañera por medio de un escrito.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 04 de abril de 1979.

Archivado En:

Te puede interesar

iAhorro

Lo más visto en...

Top 50