Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Gente

Deborah y George,

matrimonio de Detroit (Estados Unidos), ha protagonizado el primer proceso legal en la historia de esta nación de adopción de una niña nacida de una madre suplantada, una mujer amiga del matrimonio que se prestó a ser inseminada con el esperma del padre, George. El matrimonio era incapaz de procrear y la amiga de ellos no puso obstáculos a dar a luz la niña que aparece en la foto, que luego sería adoptada por la pareja. Por razones personales del matrimonio y de la madre natural de la niña, que no ha impugnado la adopción, no han sido revelados los nombres completos de los protagonistas de este acontecimiento que marca un nuevo hito en la historia de las adopciones e inseminaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de marzo de 1979