Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PCE investigará el patrimonio de sus concejales

Los candidatos del Partido Comunista de Cantabria-PCE que salgan elegidos investigarán a sus compañeros de corporación, especialmente a aquellos que hayan tenido actividades profesionales relacionadas con la construcción, anunció en un mitin el segundo de la candidatura Ramón Saiz Viadero.Los comunistas están intensificando su campaña en los barrios de la capital y dirigen sus críticas exclusivamente hacia UCD, y en concreto al número uno, ex alcalde Juan Hormaechea, abogado de profesión. «Nosotros -dijo el número uno del PCE, doctor Martín Silván- también tenemos un abogado en nuestra lista y esperamos que salga elegido para ver qué intereses defiende cada uno, porque Gómez Acebo -dijo Silván- lleva muchos años dedicado a la defensa de los intereses de las clases populares, en tanto que Juan Hormaechea estaba dedicado a las reivindicaciones de los constructores.»

Los comunistas anunciaron también que mientras otros candidatos se están dedicando en la campaña a prometer, ellos van a insistir en la denuncia de los dos problemas más importantes que pesan sobre la capital de la región: la corrupción y la especulación.

Los regionalistas, por su parte, iniciaron ayer su campaña con la presentación oficial de la candidatura de la capital, que encabeza el catedrático Eduardo Obregón, y que incluye en su número siete al ex senador Benito Huerta. El PRC, que tiene en sus manos, probablemente, la llave del alcalde de Santander con la dirección que vaya a dar a sus votos, anunció que no tiene decidido ese tema, pero que, de todas formal, sus concejales votarán a partidos que hayan tomado una postura clara por la autonomía de Cantabria. En varios mítines de las elecciones generales los regionalistas acusaron a UCD de mantener una posición ambigua al respecto, por lo que los medios políticos de la región juzgan estas declaraciones como indicativas de que el PRC votaría a los socialistas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de marzo de 1979