Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dirigentes politicos vascos piden la reapertura de la Universidad de Deusto

Una docena de partidos vascos expresaron ayer, mediante un comunicado firmado por sus principales dirigentes, su oposición al nuevo cierre de la Universidad de Deusto, decidido por el rectorado por tercera vez desde que se inició el segundo trimestre.

Las clases están prácticamente interrumpidas -unas veces por huelga y otras por cierres decretados por la dirección del centrodesde la segunda semana de enero.

El conflicto se inició a raíz de las sanciones impuestas a varios alumnos acusados de haber organizado una fiesta bufa («Fiesta de San Canuto») considerada irreverente por la dirección del centro. Tras diversas alternativas y una prolongada polémica en la que han acabado por verse implicados los más diversos sectores, la situación se ha ido complicando de tal manera, que cada vez aparecen menos vías de solución a corto plazo.

El conflicto pudo, sin embargo, solucionarse tras un referéndum realizado por los alumnos, en el que la mayoría se pronunció por el levantamiento de las sanciones. El hecho de que, a pesar de todo, el rectorado decidiera mantenerlas tuvo el efecto de que sectores de epinión hasta entonces indecisos se pusieran de parte de los sancionados, acusando al rector de mantener posturas autoritarias e intransigentes.

Paralelamente, diversas fuerzas sociales y políticas reaccionaron añadiendo a la petición de retirada de sanciones la de «democratización del centro», e incluso poniendo en cuestión el status del mismo, regido por los jesuitas.

Los políticos firmantes del escrito, entre los que se encuentra el presidente del Consejo General Vasco, Ramón Rubial, piden a la jerarquía de la Universidad, aparte de la retirada de las sanciones, que «recapacite sobre sus posturas no dialogantes».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de marzo de 1979