Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ursino Gallego, de catorce años, muerto en Parla por el impacto de una bola de goma

Ursino Gallego-Nicasio, de catorce años, murió a las cinco de la tarde del domingo de una hemorragia interna producida por el impacto de una bola de goma disparada por la policía antidisturbios en PARLA. La violenta manifestación era de protesta por la escasez enorme de agua que sufre el pueblo, de 40.000 habitantes, y por el hecho de que la carretera Madrid-Toledo cruce por el centro de la localidad. Seis personas, entre las que se encuentran un capitán y un número de la policía, resultaron heridas. Durante la tarde y la noche de ayer continuaron los duros enfrentamientos.

Alrededor de las once menos cuarto de la mañana del domingo vanos cientos de personas, que luego se convirtieron en varios miles, comenzaron a manifestarse por las calles de Parla. Era el segundo domingo consecutivo que se manifestaban sin permiso, ya que la autorización no se concedía en época electoral, para protestar por los constantes cortes de agua que sufre el pueblo. Parla tiene en la actualidad una población cercana a los 40.000 habitantes. La manifestación también pretendía protestar por el paso de la carretera nacional Madrid-Toledo por dentro del pueblo. Allí fue donde los vecinos comenzaron a gritar « ¡Queremos agua! ». A esa hora los manifestantes se enfrentaron con una compañía de policía antidisturbios, desplazada hasta el pueblo en previsión de una posible manifestación. Pronto los enfrentamientos cobraron caracteres de gran violencia. Comenzaron a formarse las primeras barricadas en las calles. Los policías antidisturbios actuaron contundentemente y dispararon botes de humo y pelotas de goma. En vista de que los vecinos recrudecían su postura de violencia ante la policía, fue ordenado el envío de dos compañías más.A primeras horas de la tarde los enfrentamientos habían alcanzado su punto culminante. Mientras los manifestantes arrojaban piedras sin cesar, tumbaban automóviles, semáforos y postes del alumbrado, la actuación de la policía consiguió dispersar las concentraciones de manifestantes, aunque se producían saltos por numerosos sitios. El ataque contra la policía continuaba y se arrojaban macetas y objetos contundentes contra los vehículos policiales y contra los propios policías. A esa hora había resultado herida de extrema gravedad una niña. Poco después, sobre las cinco de la tarde, murió Ursino Gallego-Nicasio. Los testimonios de los testigos indican que el joven presentaba un gran hematoma en el pecho. tras recibir el impacto de la bola de goma. Un amigo lo recogió y lo llevó en un taxi al ambulatorio, donde ingresó muerto a las seis de la tarde. La noticia de esta muerte comenzó a extenderse poco a poco y los enfrentamientos se reprodujeron. Algunos policías, según la nota del Gobierno Civil, fueron acorralados por gente que empuñaba armas blancas y amenazaban con matarlos. Dos policías tuvieron que usar sus armas de fuego disparando al aire para intimidar a los que intentaban agredirles. Hacia las once de la noche el pueblo recuperó la calma, aunque se oía la actuación de algunos grupos.

Ayer siguieron los enfrentamientos

Alrededor de las siete de la tarde de ayer lunes, unas mil personas se concentraron frente al Ayuntamiento de Parla. La concentración había sido convocada por PSOE, PCE, ORT y PTE. Los partidos Políticos intentaron realizar un llamamiento a la calma ciudadana. Su postura fue duramente contestada por los vecinos quienes gritaron: «Menos política, mas agua», y exigían manifestarse en la calle Valladolid, lugar donde murió Ursino Gallego. Poco a poco los representantes de partidos que hablaban desde el balcón del Ayuntamiento vieron cómo se disolvía la concentración. Muy poco después, un grupo de vecinos cortó la carretera de Toledo con una barricada formada con dos camionetas semáforos, postes, piedras y obje tos diversos. Esta barricada movió a la policía antidisturbios a actuar nuevamente con fuerzas a caballo, parejas de motociclistas y personal a pie. La calle Valladolid fue escenario de violentos enfrentamientos. Habían sido colocados cables de parte a parte de la calle para evitar la actuación de la policía a caballo y motorizada. A las doce de la noche, hora en que fue redactada esta información, continuaban los enfrentamientos entre policías y vecinos que protagonizaban numerosos saltos por diversas calles, en un clima de guerrilla urbana. La carretera de Toledo sufrió ayer una enorme colapso circulatorio, no sólo por las barricadas sino por los controles policiales montados con motivo del asesinato del general Muñoz Vázquez.

Durante la mañana de ayer, el gobernador civil de Madrid, Juan José Rosón, participó en tres reuniones relativas al suceso. La primera, con el coronel Alcalá-Galiano, jefe de la primera circunscripción de la Policía Nacional, y con Francisco de Asís Pastor, jefe superior de Policía de Madrid; la segunda, con el alcalde de Parla, y la tercera con representantes en dicha localidad de cuatro grupos políticos: el Partido Socialista Obrero Español, el Partido Comunista de España, el Partido del Trabajo de España y la Organización Revolucionaria de Trabajadores.

Al final de esta última, el Gobierno Civil difundió una nota informativa en los siguientes términos: «Esta mañana se ha celebrado una reunión del gobernador civi de Madrid con representantes de los partidos políticos PSOE, PCE, PTE y ORT, en la que éstos han expuesto la serie de fallos en el suministro de agua que existen en Parla. Ante esta situación, el señor Rosón ha informado que hoy mismo visitarán la zona técnicos del Canal de, Isabel II y de otros servicios provinciales, a fin de revisar las instalaciones.

«Asimismo, el gobernador se ha referido a la apertura de una investigación dirigida por el jefe superior de Policía de Madrid, encaminada a esclarecer los incidentes de ayer en Parla y, especialmente, las circunstancias que dieron lugar a la muerte del joven Ursino Gallego-Nicasio.» Fuentes del Gobierno Civil manifestaron a EL PAIS que la reunión del gobernador civil con el coronel jefe de la primera cireuriscripción de la Policía Nacional y con el jefe superior de Policía de Madrid está relacionada con el nombramiento de una comisión investigadora de los sucesos.

En un nuevo comunicado, hecho público a última hora de la mañana de ayer, el Gobierno Civil informaba que la Jefatura Superior de Policía ha abierto «una exhaustiva investigación para llegar al fondo de lo sucedido. Si de la misma se derivara algún tipo de responsabilidades, éstas serían exigidas en la forma legalmente dispuesta». Acerca de algunos rumores que ayer circulaban por Parla, en el sentido de que el joven muerto recibió el impacto en un portal, a dos metros de distancia de su agresor, el Gobierno Civil de Madrid informó ayer a EL PAIS que «parece confirmarse definitivamente que el chico se encontraba en una barricada y fue allí donde recibió el ¡mpacto». Esta versión contradice el testimonio de algunos testigos.

Sobre el tipo de material antidisturbios utilizado el pasado dorningo por las tres compañías que actuaron en Parla, el Gobierno Civil no aclaró si las pelotas de goma utilizadas son de las del tipo más ligero o de las macizas utilizadas tradicionalmente por la policía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de marzo de 1979

Más información

  • Violenta manifestación en demanda de solución a la escasez de agua