Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El temporal ha provocado enormes pérdidas en Galicia

El temporal que azota toda la Península sigue sin ceder en su fuerza y la costa gallega sufre ya enormes pérdidas como consecuencia de los fortísimos vientos. Un desaparecido, varias embarcaciones hundidas o transportadas por los vientos tierra adentro y serios destrozos en las instalaciones portuarias constituyen el balance de ayer en la región gallega, en la que los daños materiales se evalúan ya en varios miles de millones.

Entre tanto, la situación se ha hecho crítica en la cuenca del Guadalquivir, donde todos los embalses han superado ya el 90% de su capacidad de almacenamiento, por lo que, de no cesar de inmediato las lluvias, se hará preciso abrir las compuertas y aumentar así el ya elevado peligro de inundaciones.Todo el litoral gallego, desde Finisterre hasta La Guardia, ofrece un aspecto lamentable, tras haber sido sacudido durante la madrugada de ayer por vientos de velocidad superior a los ochenta kilómetros por hora y que en la ría de Pontevedra superaron los 109. En la localidad de Aguiños, de la provincia de La Coruña, el coche ocupado por Manuel Ayuso Ayuso y Ventura Sampedro Rivas fue arrebatado por una ola del muelle y arrojado al agua; Manuel Ayuso pudo salir del coche y salvarse, pero Ventura Sampedro, de 38 años, pereció ahogado. Ambos regresaban de un velatorio y se habían decidido a acercarse al muelle para comprobar si estaba bien amarrado el barco Xouba, propiedad del fallecido.

En Camariñas, también de La Coruña, se hundieron veinticinco chalanas y cinco en Muxia. En la costa ferrolana se han ido a pique veintiocho embarcaciones auxiliares y cuatro de motor; las instalaciones portuarias de El Ferrol también han sufrido graves daños. El puerto de Corme ha quedado destruido, al hundirse los cimientos de la punta del espigón hasta una profundidad de tres metros. Se calcula que el mar ha arrojado sobre el muelle más de 5.000 toneladas de piedra. Las olas inundaron los bajos de las casas próximas al muelle. En Mera, el muelle ha quedado partido por la mitad.

En la provincia de Orense corren grave peligro las plantaciones de vides de las comarcas de Ribeiro, Valdeorras y Monterrey, que, caso de proseguir el temporal, quedarán arruinadas.

Pontevedra

En La Guardia el temporal ha sido el más fuerte que recuerdan los viejos del lugar; ha barrido el paseo marítimo y dejó sin luz y sin teléfono la zona del muelle. En la zona sur de Pontevedra los vientos han sido más flojos que en los temporales de diciembre, pero al entrar en dirección Oeste su efecto ha sido mayor, por no encontrar oposición. El espigón de Portonovo tenía, junto con la escollera, un ancho de quince metros y en buena parte ha sido destruido por los embates del mar, que ha desplazado piedras de la propia escollera de un peso de quinientos kilos. En El Grove se han hundido cinco mejilloneras y fueron derribados varios muros; la zona quedó sin suministro de energía eléctrica. El puerto de Sangenjo también ha sufrido importantes destrozos.En el término municipal de Pontevedra se han producido igualmente daños y los bomberos tuvieron que hacer numerosas salidas durante la jornada de ayer.

Las comunicaciones por aire con Galicia estuvieron suspendidas completamente en la jornada de ayer. Los daños sufridos por la región se evalúan ya en varios miles de millones. El hecho de que aún muchas zonas no estuvieran repuestas del temporal del pasado mes de diciembre hace la situación aún más angustiosa.

Alarma en la cuenca del Guadalquivir

A mediodía de ayer se encontraban por encima del 90 % de su capacidad todos los embalses de la cuenca del Guadalquivir, según datos recogidos por Efe. Determinadas zonas de la vega de Triana y San Juan de Aznalfarache se encuentran anegadas y, si persisten las lluvias y se hace obligado abrir las compuertas para aliviar los embalses, las inundaciones serán importantes. El caudal del Guadalquivir a su paso por Alcalá del Río era ya de 2.600 metros cúbicos por segundo, cantidad que se sitúa cien metros cúbicos por encima del umbral del peligro.De acuerdo con datos facilitados por el Servicio Meteorológico Nacional la media de lluvias anual en Sevilla durante los últimos cincuenta años es de 585,8 litros/metro cuadrado, mientras que en los últimos sesenta días ya han caído 422,3 litros, lo que supone un 72 % de esa media anual.

Embarranca un buque-tanque en Cádiz

El Polys, buque-tanque de bandera griega, se encuentra embarrancado a unos quinientos metros de la playa de Valdelagrana, en el Puerto de Santa María (Cádiz). El citado buque, de 251 metros de eslora y 40.284 toneladas de registro bruto, había llegado a la bahía de Cádiz el pasado 1 de febrero y se encontraba fondeado en las cercanías del bajo de Las Puercas, a la espera de la llegada de unas piezas para efectuar reparaciones a bordo. El fuerte viento y el considerable oleaje producido por los temporales de estos días, ocasionaron que el ancla se soltara, quedando el buque a la deriva y encallando en la mencionada zona. Al parecer no hay peligro de fugas de petróleo.En Valencia, los vientos, a velocidades superiores a los setenta kilómetros por hora, obligaron a los bomberos a realizar una veintena de salidas durante la jornada. Las constantes crecidas del Duero han convertido en no potable el agua en la zona de Toro. En varios otros puntos de la Península el temporal seguía causando daños a la hora del cierre de esta edición.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de febrero de 1979

Más información

  • Un muerto, destrozos en muchos puertos y hundimiento de numerosas embarcaciones