Entrevista:

Max Demol, alcalde: "Mi deseo es que lo pasen lo mejor posible"

El alcalde de Valensole, Max Demol, socialista, amable tras el «apuro» del viernes, nos recibió ayer en su casa e inmediatamente sacó unas botellas: «Quiero decir algo que, además, es lo único que me compete. De repente me encontré con los vascos en Valensole y yo lo único que pretendo, en el aspecto humano, es que lo pasen lo mejor posible. Yo no soy más que un intermediario entre el prefecto de la región y los vascos. Ahora, después del incidente de la huelga de hambre, esperamos que el martes consigan la garantía que desean sobre su situación y su futuro. Pero esto es un asunto diplomático.» El señor alcalde nos interrogó sobre la significación de Egin, de Embata y sobre Telesforo Monzón.Pregunta. En cierta medida, usted, el viernes, cuando los confinados intentaban encerrarse, los chantajeó amenazándoles con la extradición, ¿no fue así?

Más información

Respuesta. Mire usted, yo estaba bastante nervioso.

P. ¿Y por qué afirmó usted que el hotel en el que se hospedan está perdiendo dinero?

R. Bueno, bueno, eso no es así, claro. Lo que ocurre es que los hoteleros se están portando con ellos magníficamente y, hay que comprender; todo el día metidos allí, en el bar... Pudiera creerse que lo han monopolizado. Hay que ser comprensibles.

P. ¿Cree usted que el incidente del viernes alienará las buenas relaciones que se han establecido entre los vascos y la población de Valensole?

R. No, de ninguna manera.

P. Se ha dicho que el hotel lo va a pagar el Gobierno español ¿Es cierto?

R. Eso lo he dicho yo, pero no así exactamente. Yo lo que estimo es que debiera pagar el Gobierno español. Los vascos viven en habitaciones dobles, lo que añadido a las comidas supone alrededor de 3.000 pesetas diarias por persona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0010, 10 de febrero de 1979.

Lo más visto en...

Top 50