Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Buteflika no quiso ser jefe de Estado

Por conveniencia personal o por cálculo político, el ministro de Asuntos Exteriores argelino, Addelaziz Butefilka, no estaba actualmente interesado en el puesto de jefe del Estado, porque sabía que, sobre todo desde el sector militar, se elevarían muchas voces contra él, según comentario del diario oficialista marroquí Le Matin du Sahara.

La verdadera habilidad de Buteflika, estima el periódico, ha sido lograr ciertas alianzas para cerrar el camino al otro aspirante a la presidencia, Salah Yahiaui, que, apoyado por los rusos y los libios, parecía tener mayores posibilidades de éxito que el ya decano de los ministros de Asuntos Exteriores del mundo.

Para el comentarista de Le Matin, Buteffika logró el apoyo del antiguo jefe de la Seguridad, Ahmed Traia; del comandante Abdala Pelhuchet; del vicepresidente de la Asamblea, Mahmud Geneez, y del Ahmed Bencherif, de nuevo jefe de la gendarmería.

La mayor parte del Ejército, sin embargo, no ha querido inclinarse por ninguno de los dos candidatos.

Por otra parte, en las últimas horas de su vida, el fallecido presidente argelino, Huari Bumedian, habría reconocido que fue «injusto» con Ben Bella y habría decidido liberarle, según un artículo del periódico Al Mostakbal, editado en árabe en París.

Según Al Mostakbal, cuando el 19 de noviembre los médicos dijeron a Bumedian que iba a morir, éste rompió en sollozos. A una pregunta de Buteflika, que presenciaba la escena, dijo que lloraba no porque fuera a morir, sino porque había sido injusto con Ben Bella durante trece años.

De acuerdo con el periódico, Bumedian ordenó inmediatamente que acudieran a su presencia el comandante Pelhuchet, bajo cuya jurisdicción militar se encuentra la localidad donde está detenido Ben Bella, y el coronel Ali Merbah, jefe de la Seguridad Militar, a quienes iba a ordenar la liberación de Ben Bella.

La revista cuenta que cuando los dos oficiales llegaron ante Bumedian éste había entrado ya en coma profundo, del que no salió hasta su muerte, acaecida el 27 de diciembre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de febrero de 1979

Más información

  • Según la prensa oficial de Marruecos