Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Calzado y aceitunas, perjudicados en 350 millones de pesetas

La industria del calzado necesita un planteamiento serio a nivel sectorial, estudiando una posible reestructuración y no unas medidas-parche a corto plazo, manifestó a Efe el conseller de Industria y Comercio del País Valenciano, Leonardo Ramón.El conseller consideró la posibilidad de mantener una presión sobre la postura estadounidense, ya que si ellos toman medidas que afectan a una de nuestras principales exportaciones, se podría insinuar al menos la posibilidad de que España cambiase su política de importación de soja, maíz u otros productos en el mercado americano.

En medios industriales del sector se ha calculado que la medida estadounidense de elevar las tasas compensatorias que se aplican al calzado español tendrán una incidencia negativa de trescientos millones sobre esta industria.

El señor Ramón manifestó a Efe que aparte de las medidas, que pudieran tomarse para paliar las repercusiones de la postura americana -entre las que citó una rebaja de los gravámenes de importación del cuero- la industria del zapato necesita una reestructuración.

Entre los problemas planteados en la estructura de esta industria figura la gran dependencia exterior en lo que respecta a la materia prima, tecnología y comercialización. Este sector, que emplea notable volumen de mano de obra, ha tenido éxito en los países en vías de desarrollo.

«La solución está en buscar un tipo de calzado de gran calidad, incorporando nuestra propia moda e investigación, de cara a un consumo menos masivo, pero con mayor nivel de rentabilidad», señaló.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de enero de 1979

Más información

  • Impacto de las restricciones americanas a exportaciones españolas