Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los acuerdos del Consejo Regional de Asturias se tomarán por mayoría simple

Los acuerdos del pleno del Consejo Regional de Asturias se tomarán por mayoría simple de los consejeros presentes, siempre que su número no sea inferior a siete, de los quince miembros que formarán el ente preautonómico en su primera fase.

Se descarta así cualquier posibilidad presidencialista, según pudo saber EL PAÍS al tener acceso al proyecto del reglamento de régimen interior, cuya elaboración por parte de una comisión integrada por representantes de los cuatro partidos parlamentarios finalizó en la tarde de ayer.Los acuerdos del pleno -según establece el reglamento- obligarán a todos sus miembros, quienes serán solidarios de los mismos. Sus reuniones no serán públicas, salvo que se acuerde lo contrario respecto de una reunión o asunto concreto.

Las resoluciones del Consejo Regional tomarán la forma de decretos cuando sean acuerdos del pleno, y de órdenes cuando procedan de los consejeros.

El pleno tendrá las facultades de adoptar las directrices generales del Consejo en orden a la gestión y administración de las gestiones y servicios que le sean transferidos por el Estado; proponer al Gobierno cuantas medidas juzgue necesarias para la mejor defensa y promoción de los intereses de Asturias; informar a la Administración del plan de sus actuaciones y ser informado por ella de sus planes y programas y recabar de la Diputación el uso de sus medios personales y materiales para le ejecución de sus acuerdos.

A los consejeros les corresponde, dentro del ámbito de su competencia, la gestión, organización y administración de las funciones y servicios propios de su departamento; elaborar su programa de actuación para someterlo a la aprobación del pleno y realizar el plan de transferencias de funciones y servicios de la Administración del Estado al ámbito de su competencia.

Cada consejería se organizará en departamentos y secciones a propuesta del consejero titular, quien nombrará a los directores y secretarios técnicos.

Los ingresos del Consejo Regional de Asturias procederán de las subvenciones que le asignen los Presupuestos Generales del Estado; de los recursos financieros que se establezcan en los acuerdos de transferencia de servicios y funciones del Estado y del importe de los créditos y de las emisiones de deuda que concierten.

El Consejo Regional tendrá su sede en Oviedo, sin perjuicio de que el pleno acuerde instalar determinados servicios o dependencias en diferentes lugares de Asturias. El castellano será el idioma utilizado por el Consejo en sus actuaciones. La bandera de Asturias se colocará junto con la de España, en los edificios del Consejo y en sus actos oficiales.

La vigencia de este reglamento finalizará con la celebración de las elecciones municipales, cuando se incorporarán al ente preautonómico otros catorce consejeros procedentes de las diputaciones. El presidente, el vicepresidente y el secretario no estarán obligados a dimitir en ese momento, según se desprende del real decreto-ley de la preautonomía asturiana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de octubre de 1978

Más información

  • Ayer quedó elaborado el reglamento de régimen interior del organismo preautonómico