Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Acusan a un policía armado de la muerte de Joseba Barandiarán

La comisión ciudadana que ha investigado los sucesos de San Sebastián, ha llegado a la conclusión, mediante el examen de fotografías y testimonios directos, que fue una bala disparada por un policía armado la que causó la muerte de Joseba Barandiarán en la cuesta de Aldapeta, de la capital donostiarra el 11 de julio, durante la semana trágica de Euskadi.Ayer, en el frontón Anoeta de la capital guipuzcoana, la permanente de la comisión compuesta por representantes de la mayoría de los partidos políticos, centrales sindicales y organizaciones ciudadanas, presentó públicamente el dossier elaborado durante los últimos tres meses.

Una gran pancarta con la leyenda Castigo a los culpables aparecía en la pared frontal del recinto deportivo, que se encontraba prácticamente lleno. Al acto asistió el padre de Joseba Barandiarán, quien el 11 de julio, al mediodía, caía herido de muerte por arma de fuego en el transcurso de enfrentamientos con la policía. Tras guardarse un minuto de silencio, la mesa de la comisión desarrolló una exposición de los trabajos realizados durante todo este tiempo.

«Han transcurrido dos meses -dice el primer párrafo de la introducción del informe- desde aquel 8 de julio trágico: 8 de julio que significó el comienzo de unas jornadas que el pueblo vasco ha subrayado en el corazón de su historia. De una historia en que la represión es una constante.» El epílogo del dossier, que cuenta con numerosas fotografías y la narración detallada de los hechos ocurridos en San Sebastián, Pamplona y Rentería, finaliza diciendo que «no es la venganza la meta de este dossier. Su meta, nuestra meta, es la justicia».

La comisión justifica su creación y los trabajos llevados a cabo como respuesta a la pasividad de las estructuras judiciales y de poder que ha conducido al pueblo a dotarse de sus propios organismos como experiencia embrionaria de una futura justicia popular.

En uno de los apartados del dossier se recogen las exigencias de la comisión investigadora centradas en primer lugar en la destitución de los mandos de las compañías que hicieron uso de armas de fuego, y ocasionaron la muerte de Joseba Barandiarán. Así como la destitución del comandante de la Policía Armada, señor Antón. La comisión también solicita la dimisión del gobernador civil de Guipúzcoa, señor Oyarzábal, al que califica de máximo responsable civil en la provincia del trágico acontecimiento del 11 de julio, así como de los heridos de Rentería.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de octubre de 1978

Más información

  • La comisión ciudadana que ha investigado los sucesos de San Sebastián presenta sus conclusiones