Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ricardo Lezcano: "La ley de Jurisdicciones es un problema no resuelto"

Hoy se presenta en Madrid el libro de Ricardo Lezcano La ley de Juridisciones, 1905-1906 (Editorial Akal), subtitulada Una batalla perdida por la libertad de expresión. Referida a los orígenes de la ley que designa a los tribunales militares como capaces de juzgar los delitos contra el Ejército, recoge los debates aparecidos en la prensa de aquellos días, particularrriente en la satírica, sin olvidar algunos artículos de fondo de prestigiosos intelectuales como Miguel de Unamuno.

Sobre el libro, que aparece en el momento en que el tema está en. discusión pública. tras la condena y encarcelamiento de Els Joglars, por citar un caso muy debatido, dijo Ricardo Lezcano a EL PAIS: «Todos conocemos los efectos de la ley de Jurisdicciones, pero no sus causas. Yo he investigado el origen de esta ley, que, a mi modo de ver, tuvo una lejana justificación. En ese momento, 1905, existía en Cataluña una fuerte tensión e ntre el Gobierno central y los militares. La prensa satírica publicaba chistes, sangrientos muchas veces, y aunque se procesaba a los autores, el sistema de jurados les absolvía casi sistemáticamente.«Ahora, el libro llama la atención sobre un problema no resuelto -sigue diciendo el señor Lezcano-, que es esa Insólita fácultad de los propios ofendidos para juzgar a quienes les ofenden.»

El interés de Ricardo Lezcano sobre el tema tiene, como casi, siempre, raíces personales. « Efectivamente, este tema que ha cobrado actualidad pública con el juicio a Els Joglars, lo viví yo de alauna manera. En 1967 se aplicó esta ley a mi propib hermano, Pedro Lezcano, por un poema publicado en su libro titulado Consejo de Paz.

«De todos modos, cuando tras un debate terrible se acabó promulgando la ley de Jurisdicciones, quedó bien claro que se refería a injurias o desacatos a militares constituidos en autoridad. Luego se ha utilizado con más sentido extensivo que intensivo, y, casi siempre, referido a delitos de opinión.» .

Acerca del futuro de.esta ley, dice el señor Lezcano: «Yo creo que, según el proceso político que estamos viviendo, tarde o temprano tendrá que desaparecer. Sería muy fácil, que, incluso si se restaura, como hay rumores, el sistema de jurados, los ataques al Ejército se sacarán de este sistema. aunque funcionarán dentro de la jurisdicción ordinaria, y no la militar. Fue de hecho, la propuesta intermedia que funcionó durante el proceso que yo estudio en el libro: una especie de procedimiento sumarísimo dentro de la jurisdicción ordinaria.»

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de septiembre de 1978