Ministerio del Interior anuncia acciones legales contra "Intérviu"

En relación con la información que publica la revista Interviu sobre determinadas grabaciones de teléfonos que se dicen intervenidos, el Ministerio del Interior hace constar lo siguiente:Primero. Dadas las características de las conversaciones contenidas en el reportaje de la revista Interviu, de ellas pueden deducirse que se trata de conversaciones telefónicas mantenidas a través de radioteléfonos comerciales instalados en vehículos automóviles que, al funcionar con frecuencia fija, son de fácil captación por cualquier receptor de radio adaptado a dichas frecuencias. En concreto, existen comercializados receptores capaces de recibir y grabar cualquier conversación celebrada a través de emisoras de radio con la frecuencia de las de los teléfonos de los coches.

Más información

Segundo. El Ministerio del Interior reitera que. por su parte, no se practican más escuchas telefónicas que las autorizadas exclusivamente por el propio titular del departamento, en uso de las facultades que le concede el real decreto-ley 21/1978, de 30 de junio, sobre medidas en relación con los delitos cometidos por grupos o bandas armadas, y siempre con conocimiento judicial. Asimismo, reafirma su propósito de informar cumplida mente a la comisión especial del. Senado, -cuya constitución fue solicitada por el Consejo de Ministros a iniciativa del ministro del Interior-, así como de proponer al Gobierno las medidas adecuadas a fin de asegurar la necesaria intervención parlamentaria en este tema.

Tercero. Ante las acusaciones que la revista Interviu hace contra la Dirección General de Seguridad, y la policía en general, en el sentido de atribuirles la intervención de determinadas conversaciones telefónicas, el director general de Seguridad ha solicitado en el día de hoy, del ministerio fiscal, que ejercite las acciones legales oportunas, por estimar que dichas acusaciones suponen grave injuria para la policía. La Dirección General de Seguridad exigirá las reparaciones e indemnizaciones de todo orden que correspondan, y aportará a la autoridadjudicial las pruebas necesarias para demostrar la falsedad de las imputaciones que se le hacen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 12 de septiembre de 1978.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50