"El Gobierno Suárez ve a España como un estrecho aliado de Estados Unidos"

El Gobierno Suárez ve a España como parte integrante del sistema de defensa occidental, como un estrecho aliado de Estados Unidos y como un país llamado a jugar un papel más activo en los asuntos mundiales, según el líder de la mayoría demócrata en el Senado norteamericano, Robert Byrd.

El senador Byrd, que visitó España como enviado especial del presidente Carter a finales del mes pasado, publicó ayer en el Congressional Record, o diario oficial del Congreso, el informe.Tras resaltar los «notables progresos» realizados en España desde la muerte del general Franco con miras al establecimiento de una «viable, incluso vigorosa democracia», el influyente senador Byrd resume sus conversaciones con el presidente del Gobierno, Adolfo Suárez; con el ministro de Defensa, general Gutiérrez Mellado, y con otros altos funcionarios.

Según el senador, el tema de la OTAN no surgió «directamente» en las conversaciones, aunque sí fue sacado a relucir por la prensa española. Byrd resume la respuesta dada a los medios informativos sobre la opinión favorable de Washington a este ingreso de España en la Alianza, pero dice que no quiso referirse al tema para evitar cualquier interpretación de que Estados Unidos quiere presionar al Gobierno español.

En sus contactos con los dirigentes españoles, el senador Byrd recogió los deseos de aquéllos de que Norteamérica contribuya con inversiones económicas a resolver el problema del paro y a incrementar el crecimiento de nuestra economía. Otro aspecto en que Washington puede ayudar a la democracia española, prosigue el informe, es mediante la modernización de las Fuerzas Armadas de nuestro país.

En este sentido, Byrd dice que, si bien no se le comunicó directamente, estuvo implícita en las palabras de los líderes españoles la pregunta de si España va a recibir alguna forma de trato especial en la política norteamericana de transferencia de armas. Algunos funcionarios españoles piensan que esta política hacia España debía ser más análoga a la seguida con respecto a los países miembros de la OTAN.

Robert Byrd elogió en su infórme el coraje y la habilidad de los dirigentes españoles, así como el pacto de la Moncloa, y se refiere a España como un «país nuevo, pese a su larga y destacada historia».

Por último, el senador Byrd expresa su firme convencimiento de que la política de Estados Unidos debe reconocer el creciente papel, activo y destacado, que España va a jugar en el campo internacional, y recomienda que Washington coopere con España no sólo en el plano bilateral, sino también apoyando la integración de nuestro país en la comunidad occidental.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 21 de julio de 1978.

Archivado En:

Te puede interesar

iAhorro

Lo más visto en...

Top 50