Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pugna entre Fenosa y Endesa para instalar una central térmica de carbón en Anllares

Ninguno de los veinte escritos enviados al ministro de Industria por otros tantos ayuntamientos del Bierzo apoyando la construcción de una central térmica en Anllares de Sil ha llegado al titular de este departamento, según un anuncio de Fenosa, empresa solicitante de la citada central, que afirma conocer este dato de fuentes de la propia Administración. De acuerdo con las mismas fuentes, dichos escritos sólo llegarán al ministro una vez que haya sido completado el dossier para su aprobación o denegación definitiva, con lo que estos perderán su valor de testimonio en los trámites previos a la resolución final del ministerio.Antes de un mes deberá resolverse la pugna entre Endesa y Fenosa por la puesta en marcha de una central térmica de carbón en Anllares de Sil, municipio próximo a Ponferrada donde la primera de ellas explota ya una central en Compostilla, con una potencia de 650 megavatios. Ambas empresas han presentado proyectos para invertir, en total, más de 20.000 millones de pesetas: 11.500 en el caso de Fenosa para una central de 350 megavatios y más de 8.500 según Endesa, que ha decidido trasladar los grupos cuarto y quinto de la central de Compostilla -proyectados para 700 megavatios de potencia- a la misma zona que la empresa rival. Tras una primera reunión de ambas partes con el comisario general de Energía, Luis Magaña, celebrada días atrás, está prevista para hoy o los primeros días de la próxima semana una nueva reunión con el subdirector general de Industria, Gregorio Martínez Gil, tras la cual el ministerio deberá encargar a sus técnicos un informe definitivo sobre las reservas de carbón de la zona. Mientras Endesa asegura que en El Bierzo sólo hay reservas para su central, Fenosa señala que estas ascienden a más de trescientos millones de toneladas, suficientes para abastecer por un periodo de veinticinco años a los grupos térmicos de las dos empresas, sin contar con los yacimientos aun por investigar. Al mismo tiempo, los intereses de la patronal minera parecen chocar con los de Endesa en su intento por mantener el monopolio de compra del carbón, motivo por el cual la Fele (Federación Leonesa de Empresarios) ha remitido otro escrito al ministro de Industria pidiendo que se construyan ambas centrales.

Finalmente, los argumentos expuestos por esta última para oponerse a la central de la empresa competidora son los de «reafirmar la posición de Endesa como única compradora de carbón térmico en el noroeste de León y suroeste de Asturias, que ya ha mantenido durante treinta años para evitar la guerra de compradores y la especulación de un producto de precio oficial», y «el esfuerzo a lo largo de treinta años comprando todo el carbón de mala calidad que los mineros han querido venderle». En contrapartida, Fenosa manifiesta que el interés por mantener el monopolio de compra del carbón por una empresa estatal no es motivo suficiente para denegar su solicitud, a la vez que señala que una ,empresa filial del Banco Pastor - Hullas de Coto Cortés- del que también es filial Fuerzas Eléctricas del Noroeste, SA, tiene proyectos de ampliación para alcanzar el millón de toneladas de producción anual, suficientes para mantener su propia central térmica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de julio de 1978