La Constitución, ante el Pleno del Congreso

Pérez Llorca y Peces-Barba defendieron el consenso ante los ejecutivos de finanzas

Dos de los principales artífices del consenso sobre la Constitución al que, por el momento, han llegado las fuerzas parlamentarias del Congreso -José Pedro Pérez Llorca (UCD) y Gregorio Peces-Barba (PSOE)-, defendieron el texto del proyecto constitucional ante medio centenar de miembros de la Asociación Española de Ejecutivos de Finanzas, a lo largo de una reunión que concluyó a primera hora de ayer. Entre otras aportaciones, los citados profesionales insistieron en que la Constitución debe establecer la independencia del banco emisor respecto al proceso de recolección de votos de los partidos en el poder.

En la exposición inicial, el señor Pérez Llorca advirtió que la Constitución no va a resolver todos los problemas, y desde luego, ninguno de los de carácter económico o empresarial, sino que se limitará a encarrilar al país hacia una opción política occidental estable. Destacó el enorme esfuerzo político realizado para lograr el consenso. En el aspecto económico, señaló que en el proyecto no hay nada que vaya contra la economía de mercado y la libertad de empresa.Por su parte, Gregorio Peces-Barba declaró que los socialistas pretenden asentar la Constitución sobre estos cuatro grandes, pilares: la tolerancia, la defensa de las libertades, el pluralismo político, frente al socialismo totalitario y leninista, y la corrección de las desigualdades. Respecto al marco económico, el señor Peces-Barba declaró que una sociedad socialista es compatible con la economía de mercado.

En el coloquio que siguió, los profesionales de las finanzas se dedicaron preferentemente a criticar la compatibilidad del socialismo y la libertad económica; la ambigüedad de la Constitución; la ausencia de límites a la actividad del Estado; el consenso que no resuelve el problema social ni la conservación de la Naturaleza, y la configuración de la Constitución como un ente monstruoso.

Uno de los participantes en el coloquio manifestó que los partidos se han convertido en máquinas de conseguir votos, por lo que resultaría conveniente que la Constitución evitara que el poder emisor del Banco de España quedara fuera del proceso partidista de recolección de votos. El señor Peces-Barba rechazó la acusación electoralista hacia su partido y el señor Pérez Llorca dijo que la propuesta citada resultaría muy compleja y arriesgada en el texto constitucional, y que por eso fue excluida del anteproyecto durante los debates de la ponencia.

Otro tema planteado en el coloquio fue el de la supresión de la alusión a la defensa de los intereses profesionales de los trabajadores, como objetivo del derecho a la huelga reconocido constitucional mente. El militante de UCD, Antonio López, quien, según dijo, había trabajado mucho, como asesor de los ponentes de UCD, para que se incluyera el término «profesionales», en línea con lo establecido por la OIT, atribuyó a Fernando Abril la supresión de esta palabra, durante las negociaciones para lograr el consenso.

El señor Pérez Llorca manifestó que la supresión de la citada palabra fue decidida en las reuniones que la ponencia celebró en Gredos, por mayoría de los cuatro ponentes no ucedistas -socialista, comunista, catalán y de AP- frente a los tres de UCD.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 27 de junio de 1978.

Archivado En:

Te puede interesar

Escaparate

Lo más visto en...

Top 50