Los aficionados quieren participar

Carteles que en las paredes de la plaza clamaban «un control de la fiesta por la afición». Ante la desdichada, nefasta y oportunista gestión de los «ingenieros» de la plaza de toros de Madrid, señores Juanito Martínez, Alonso Belmonte, Jardón, etcétera, y en vista de la poca consideración al público de Madrid en cuanto a condiciones zootécnicas del ganado, favoritismos hacia los ganaderos «amiguetes» y toreros «de la casa», todo esto acompañado de precios abusivos (30 y 40% sobre el abono anterior), nula capacidad de gestión, pedimos que salga nuevamente a concurso y sea la propia Diputación Provincial la que se haga cargo gestión; y también la formación de un consejo de aficionados elegidos asambleariamente entre los asistentes habituales a la plaza; su misión será la de llevar a la Diputación los deseos de los aficionados madrileños. Si nosotros mantenemos la fiesta pasando por taquilla, justo es, en cierta medida, que la organicemos.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS