"El socioanálisis descubre los conflictos enmascarados por la ideología dominante"

René Loureau es con Georges Lapassade uno de los sociólogos franceses que formularon los principios teóricos del análisis institucional, una de las últimas corrientes de la psicología social, que se conoce también como antisociología.

El análisis institucional participa de los planteamientos críticos que inspiran a los movimientos institucionalistas y antiinstitucionalistas, (antipsiquiatría, antipedagogía, etcétera), y propugna el análisis directo de las instituciones en crisis -el socioanálisis- cómo medio de lograr su transformación.La técnica del socioanálisis, prácticamente desconocida en España, consiste en que un grupo de intervención formado por analistas se integran en la vida cotidiana del grupo social que solicita sus servicios y que paga por ello los horarios correspondientes.

En una breve visita que realizó recientemente Loureau a Madrid tuvimos ocasión de preguntar sobre los resultados de las intervenciones que se han llevado a cabo en Francia y en las que él tomó parte.

«En estos últimos diez años he realizado una veintena de intervenciones, principalmente en sectores en crisis y algo marginados, por tanto más abiertos, como organizaciones de estudiantes o enseñantes católicos y protestantes, universidades y, sobre todo, en el trabajo social, escuelas de formación para educadores de niños inadaptados, por ejemplo.»

«¿El resultado de las intervenciones? Es todavía difícil de saber. Tenemos varios medios de controlar la evolución de los colectivos analizados, pero la mejor solución es crear un grupo de análisis institucional en el seno del propio colectivo para que continúe la acción iniciada por los analistas.»

En general se puede decir que el resultado de las intervenciones es provocar la toma de conciencia de las posibilidades que tiene el socianálisis de descubrir las contradicciones, los conflictos simulados y las posiciones de clase, habitualmente enmascaradas por la ideología dominante, que se dan en determinados grupos sociales. »

«Pero es en la práctica social donde buscamos nuestras referencias, nuestros criterios de evaluación, como dicen los científicos», señala Loureau. «La experiencia de las colectivizaciones en la industria y la agricultura en Cataluña, Aragón, Valencia y Castilla durante el período 1936-39 es una de esas referencias.»

La posible integración del socioanálisis en el sistema que puede llegar a utilizarlo como instrumento para afianzar las instituciones que éste pretendía transformar, ¿no representa un grave peligro?...

A Loureau esta amenaza no parece preocuparle, aunque tampoco se define claramente al respecto: «No somos intelectuales orgánicos al servicio de Marchais o de Carrillo, ni intelectuales engagés al servicio de la filosofía de moda. Somos intelectuales implicados y por tanto fundamos toda nuestra actividad, no solamente la intelectual, en el análisis de sus posibilidades sociopolíticas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS