Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Afganistán no será un satélite soviético"

El nuevo jefe del Gobierno de Afganistán, Noor Mohamniad Taraki, que protagonizó un golpe militar el pasado 28 de abril, contra el Gobierno pro occidentalista establecido, declaró este fin de semana que su país «no será un satélite soviético». Simultáneamente, China y los principales países occidentales, incluido Estados Unidos, reconocieron al nuevo régimen.

Taraki, un comunista, respondió en una conferencia de prensa, el pasado sábado, sobre la supuesta firma de un tratado defensivo con Moscú, que «nuestro país no firmará alianzas militares ni con la Unión Soviética ni con ningún otro país». Afganistán, un territorio estratégicamente situado en Asia, se encuentra entre la Unión Soviética, China, Irán, India y Pakistán.

El hombre fuerte de Afganistán, de 61 años, ex periodista, ex agregado de prensa de su país en Washington en los años cincuenta, autor de doce novelas y miembro del Partido Comunista de su país (al que se le califica de pro soviético), justificó la muerte del presidente depuesto, Mohamed Duad, y de su familia, «porque se negaron a rendirse y tuvimos que bombardear y atacar su palacio».

Taraki señaló que el número de muertos por ambos lados no superó los setenta. Reveló también que unos veinticinco miembros del Gobierno anterior, incluyendo a varios ministros, se encuentran detenidos.

Sobre su futura política, Taraki anunció que piensa emprender una extensa reforma agraria y reducir los precios de consumo. Sobre política exterior añadió que su régimen «espera seguir recibiendo ayuda, tanto de Estados Unidos como de la Unión Soviética».

En este sentido, el nuevo jefe de Gobierno y presidente de su país dijo que «nuestras relaciones con todos los países se basarán en la naturaleza y cantidad de su apoyo, tanto en términos políticos como económicos». Asimismo, Taraki reafirmó su intención de respetar el carácter islámico de sus ciudadanos y de sus costumbres.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de mayo de 1978

Más información

  • Afirma su nuevo presidente