Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Federica Montseny: "España va hacia el socialismo, a pesar de Felipe González"

«España va hacia el socialismo a pesar de Felipe González, joven muy inteligente que ha sabido situarse bien, pero que será desbordado por los acontecimientos», dijo ayer en Oviedo en una rueda de prensa Federica Montseny, antigua líder anarcosindicalista, que confesó estar arrepentida de haber aceptado la cartera de Sanidad con Largo Caballero. Aunque justificó su presencia en el Gobierno por la necesidad de luchar contra el fascismo, aseguró que jamás aceptaría volver a ser ministra y que se reprochaba haber aceptado el cargo.En su opinión, el proceso de reforma política en España fue teledirigido por poderes extranjeros, entre los que se encuentran las multinacionales, que ya no necesitaban de la dictadura, y pensaron en la monarquía como solución de recambio. «Suárez jugó a aprendiz de brujo -afirmó- y es muy posible que esos resortes que él manipuló para hacer la reforma se le escapen de las manos y pierda definitivamente su control. Entonces la sociedad española caminará inexorablemente hacia realizaciones de carácter socialista. Yo soy optimista, porque nosotros tenemos el ideal del porvenir. Mi esperanza está en la juventud, que hereda el proceso revolucionario que nosotros, los viejos, dejamos en marcha. No debemos olvidar que el obrero español es el más rebelde del mundo. España es un país excepcional y a mí me duele que no sepamos valorar con justicia al trabajador español, el que más veces se ha movilizado por causas morales.»

MÁS INFORMACIÓN

Para Federica Montseny, la CNT tiene un espléndido porvenir porque los trabajadores comprenderán que su oposición a los pactos de la Moncloa está motivada por su negativa a ser manipulada por el Gobierno Suárez. «UGT, Comisiones Obreras y USO rectificarán su postura actual o perderán la confianza de la clase trabajadora. La aceptación de los pactos de la Moncloa obedece a un interés nacional, pero no a los intereses de la clase trabajadora», añadió.

La líder anarcosindicalista descartó la posibilidad de un golpe de Estado «porque -dijo- en esta ocasión no contaría con el apoyo logístico de Italia y Alemania; porque Estados Unidos no tiene miedo al comunismo, el segundo partido de orden de este país, después de UCD, cuya actitud es similar a la de los partidos comunistas de Italia y Francia. Estados Unidos, en estas circunstancias, no necesita en España un centinela de Occidente.»

Finalmente, la Montseny manifestó que el atentado contra el teatro Scala, de Barcelona, se había utilizado como medio de propaganda de descrédito contra la CNT, cuando sus entresijos aún no han sido descifrados, y denunció las supuestas torturas a que fueron sometidos algunos detenidos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 2 de abril de 1978

Más información

  • Lamentó haber sido ministra de Largo Caballero