El lunes se celebra el Día Internacional del Libro Infantil

El próximo lunes se celebra el Día Internacional del Libro Infantil y Juvenil, jornada mundial promovida por la IBBY (International Board on Books Young People), organismo destinado a fomentar el entendimiento entre los pueblos a través de los libros para niños. Desde 1966, el Día del Libro Infantil se conmemora el 2 de abril, aniversario del nacimiento de Andersen, pero como este año el 2 es domingo, se traslada al 3.

Hasta ahora esta fecha no ha tenido repercusión en España, aunque escritores especialistas españoles han participado en los congresos del IBBY o han sido seleccionados para el Andersen, premio patrocinado por dicha organización.Este año algunas editoriales, en colaboración con el Instituto Nacional del Libro (INLE) han convocado a los medios de comunicación con el fin de lanzar una campaña destinada a dar a conocer su existencia y sensibilizar la la opinión pública sobre el tema de la literatura para niños. En la rueda de prensa que se celebró ayer a tal efecto representantes de varias editoriales y directivos del INLE anunciaron que el año próximo -Año Internacional del Niño- se organizarán exposiciones, concursos y diversos actos orientados a promocionar el libro infantil, para lo que se espera contar con la ayuda de libreros, bibliotecas y entidades oficiales.

En la rueda se abordaron también diferentes aspectos del panorama actual que ofrece el mundo de la literatura infantil.

La producción editorial destinada a la infancia y juventud en el año 1977 se cifra en 2.980 títulos, con una tirada media de 10.500 ejemplares, lo que representa el 9,8% de la producción editorial total. El 31% de estos títulos son traducciones del inglés, alemán y francés, fundamentalmente.

Si bien la producción editorial ha experimentado un incremento notable en los últimos años, de 1.842 títulos en 1970 se pasó a 2.343 en 1976, la demanda de libros infantiles no ha sufrido un incremento similar, sino que ha llegado a estabilizarse.

Debido a la crisis económica, los libros que no entran en los planes de estudio de la EGB se han convertido en un lujo para muchas familias. Por otra parte, se observa que la literatura pre-escolar tiene mayor venta que la juvenil.

Junto a la cuestión económica hay que considerar la inexistencia de una política cultural adecuada en materia de literatura infantil, la escasez y deficiencias de la infraestructura de bibliotecas públicas. así como el escaso desarrollo del hábito lector de los niños en lo que respecta a la literatura recreativa.

Los padres, que son quienes, en definitiva, compran los libros, suelen elegir los de tipo instructivo o formativo que, en su opinión, pueden servir a sus hijos como complemento de los de texto: enciclopedias, monografías, etcétera.

Sin embargo, los libros recreativos son los que más contribuyen a fijar el hábito de lectura y, además, dotan al niño del léxico necesario para llegar a dominar el lenguaje y tener acceso a la comunicación y a la cultura.

Otra cuestión que se trató en la rueda fue la necesidad de una crítica especializada para orientar a los padres y educadores y la conveniencia de que los críticos de libros se ocupen de vez en vez de la literatura infantil desde un punto de vista puramente literario, a fin de asegurar unos niveles mínimos de calidad.

Desde el punto de vista de la creación no se puede hablar de una literatura infantil nacional. Existen autores estimables y especialistas, pero, contrariamente a lo que suele ocurrir en el extranjero, a los escritores consagrados que escriben para adultos no se les ocurre dedicarse ocasionalmente a la literatura para niños.

Un mensaje para los niños del mundo

Cada año la organización del Día Internacional del Libro Infantil corre a cargo de una de las secciones nacionales del IBBY, que se encarga de elaborar un mensaje destinado a todos los niños del mundo. Tradicionalmente se encarga su redacción a algún escritor conocido del país en cuestión.También se edita un cartel, que se distribuye entre los países interesados. Este año ha sido la sección australiana la responsable de proponer y elaborar el tema que dará contenido al Día del Libro Infantil. «Un día en la vida de los libros», desarrollado por el escritor Colin Thlele y que se leerá el día 3 en todas las escuelas del mundo.

El Día Internacional del Libro Infantil pretende ser una fiesta para todos los niños y jóvenes, sus educadores y los especialistas de dicados a la literatura infantil. Con este fin la IBBY hace un llamamiento a los Estados miembros de la Unesco para que se monten exposiciones, se convoquen concursos, muestras de pintura, teatro infantil, etcétera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0030, 30 de marzo de 1978.

Lo más visto en...

Top 50