Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Llamar a los guardias

Quisiéramos manifestar, como universitarios y ciudadanos, nuestra indignación y repulsa ante los hechos que presenciamos ayer, día 14, a partir de las seis de la tarde, en la calle de Senda del Rey, situada en la Ciudad Universitaria, entre los Colegios Mayores, Marqués de la Ensenada y Siao-Sin.Al pasar por esa zona de colegios, y en concreto por la referida calle -que tiene casi el tránsito exclusivo de los residentes de los Colegios Mayores-, observamos pequenos grupos de personas un tanto nerviosas en ir y venir sin saber qué hacer, y preguntamos a las mismas el motivo de lo que ocurría; nos informaron.

Trataban de llegar al Colegio Mayor Siao-Sin -el último de la calle, en el límite del campo- con el objeto de interesarse y pedir al director del citado Colegio Mayor la readmisión de dos trabajadoras del mismo que habían sido despedidas, según nos contaron estas personas -en su mayoría chicas empleadas en distintos colegios mayores, compañeras de las despedidas- por ejercer actividades sindicales en su centro de trabajo (manifestaban haberse «movido» para celebrar elecciones sindicales).

Pero cuál fue la impresión de estas personas y de las pocas más que circulábamos por la zona al ver situado ante el Colegio Mayor Siao-Sin un contingente, a todas luces desproporcionado a las personas que pretendían llegar allí, de fuerzas de orden público con material antidisturbios, que en ningún momento tuvieron que intervenir, limitándose a requerir nos marchásemos de la zona.

Nosotros sólo quisiéramos manifestar a la opinión pública nuestra indignación, como universitarios residentes en un colegio mayor, ante estos hechos presenciados, que nos hacen recordar situaciones que creíamos felizmente superadas en este país,

y dos firmas más

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de marzo de 1978