Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Preautonomías

Castilla y León, paralizadas por sus problemas territoriales.

Verdaderos problemas de fondo sobre la integración de León, Logroño y Santander se han suscitado en el transcurso de la reunión de la Asamblea de Parlamentarios de Castilla y León celebrada ayer en la capital leonesa. La máxima atención se registró en la sesión de la tarde cuando el diputado de UCD por Salamanca Esperabé de Arteaga planteó una cuestión previa a la discusión del borrador de la ponencia sobre preautonomía, solicitando una aclaración sobre el alcance territorial al que alcanzaba la decisión preautonómica. La cuestión que había estado tratando de obviarse hasta entonces era la necesidad de una definición clara sobre la postura de algunas provincias que aún no han definido su opción regional. Los parlamentarios de Logroño no asistieron a la asamblea y los de León insistieron reiteradas veces en su deseo de no aceptar una postura que condicionara de una manera irreversible la adscripción de la provincia a una determinada opción. Esto hizo que Esperabé de Arteaga y Samanillo Incinas, diputado y senador respectivamente, por Salamanca abandonaran la asamblea por considerar que en tanto no hubo una postura firme del ámbito regionalidad no se podía seguir discutiendo.Tras estos momentos de tensión se tendió a buscar una forma ecléctica que permitiera la presencia de parlamentarios de todas las provincias sin que ello signifique un compromiso definitivo.

Se acordó que el texto base ha de ser ratificado individualmente por las provincias, establezca la creación del consejo general de Castilla y León, que estará integrado, durante el período transitorio de la preautonomía, a la totalidad de los parlamentarios de las provincias más un representante de cada diputación, que incorporará después de las elecciones municipales.

En el transcurso de la asamblea durante la sesión de la mañana debatió y aprobó el reglamento interior de funcionamiento de la misma.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de diciembre de 1977