Policía municipal desterrado de Vizcaya

Un policía municipal de la localidad vizcaína de San Salvador del Valle, Rafael Loza, se ha visto obligado a abandonar la provincia después de ser cesado en sus funciones a consecuencia de las múltiples denuncias de provocaciones y amenazas presentadas contra él por sus vecinos, que se han manifestado en seis ocasiones pidiendo su destitución y destierro.

Rafael Loza, que ya fue sancionado en Eibar (Guipúzcoa) por efectuar un disparo contra una pareja de novios que hablaban euskera, tuvo que entregar su arma reglamentaria en el cuartelillo de la Guardia Civil antes de abandonar el pueblo.

El anuncio de su destitución fue hecho por el alcalde del pueblo en el transcurso de una asamblea celebrada a última hora del viernes. Unos días antes se había entregado a la Corporación municipal un voluminoso dossier en el que varios centenares de vecinos testificaban contra él, comprometiéndose además a mantener sus afirmaciones ante la autoridad judicial en el caso de que se iniciase cualquier procedimiento legal.

Este dossier ha tenido consecuencias fulminantes, ya que, según ha manifestado el alcalde, el propio gobernador civil recomendó que el policía municipal en cuestión fuera dado de baja en el Ayuntamiento de forma inmediata, si bien el contrato laboral le será respetado hasta finales del presente mes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 12 de noviembre de 1977.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50