Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mauritania denuncia un supuesto pacto entre España, Argelia y el Polisario

La existencia de un supuesto pacto secreto entre España, Argelia y el Frente Polisario, al que se habría llegado en Ginebra pocos días antes de la firma de los acuerdos de Madrid y de la retirada española del Sahara occidental, en noviembre de 1975, fue denunciada ayer en la Asamblea General de las Naciones Unidas por el ministro de Asuntos Exteriores de Mauritania, Ould Mouknass.

El ministro mauritano intervino ante la Asamblea de la ONU para replicar al discurso pronunciado momentos antes por el canciller argelino, Bouteflika, quien había advertido de la gravedad del conflicto del Sahara occidental y comparado la «guerra de liberación» del pueblo saharaui con las luchas desarrolladas por los palestinos. Mouknass comenzó diciendo que desde que Argelia obtuvo la independencia de Francia no apoyó ningún movimiento de liberación en el Sahara español, postura que cambió en cuanto Marruecos y Mauritania comenzaron sus gestiones para reivindicar la colonia española.

Y sabemos por qué los líderes argelinos no querían expulsar a la potencia colonial (España) -continuó Mouknass. La razón es muy sencilla: en 1966y 1967, los dos países (Españay Argelia) firmaron comunicados conjuntos referentes a la explotación de depósitos minerales. Quedó establecido que tales depósitos serían productivos solamente si los minerales se exportaban desde un puerto saharaui en el Atlántico. Las autoridades argelinas pactaron tácitamente con España en orden a permanecer fieles al espíritu de aquellos comunicados.

«Esa actitud continuó hasta octubre de 1975. En esa fecha se celebró una reunión de representantes de Argelia, de la antigua potencia colonial y de mercenarios argelinos (nombre con el que definen los mauritanos al Frente Polisario) en Ginebra» -señaló Mouknas-, para añadir que «en el acuerdo pactado en esa reunión se decidió que la antigua potencia colonial se retirara de las fronteras de Mauritania y Marruecos, que los Mercenarios argelinos proclamaran unilateralmente la independencia y que Argelia les daría inmediatamente su reconocimiento y su protección».

Tras su denuncia del supuesto acuerdo, al que denominó como «maquiavélico», Ould Mouknass pasó a explicar elpor qué de esta actividad argelina, y dijo que la intención de Argel era proteger lo que llama «el equilibrio geopolítico del área», y que en la práctica significa que todo el norte de Africa sería dominado política y económicamente por los líderes argelinos.

El ministro argelino respondió brevemente, sin hacer referencia a la acusación de connivencia con España. La representación española en la Asamblea General no pidió turno de réplica para contestar a las acusaciones de Mauritania.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 16 de octubre de 1977

Más información

  • Naciones Unidas