Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El buró politico de la Internacional Socialista se reúne hoy en Madrid

El buró político de la Internacional Socialista se reúne hoy en Madrid bajo la presidencia de Willy Brandt, para estudiar la situación política en el Oriente Próximo y en Africa, el desarme y la distensión en el mundo, y toda una serie de temas que afectan a las relaciones internas de la propia Internacional y entre los que figura el apoyo al Frente Polisario.En la reunión estarán representados un total de veinte países y en ella figuran hombres políticos de primera fila, tales como el propio Willy Brandt, el presidente de Senegal, Leopoldo Senghor, el ex primer ministro sueco, Olof Palme, el canciller austríaco, Bruno Kreisky y el líder socialista belga, André Cools. La delegación española estará presidida por el primer secretario del PSOE, Felipe González, quien, como anfitrión, tomará la palabra en la sesión de apertura de hoy.

Aunque los países representados en esta reunión son muchos, se nota la ausencia de líderes socialistas europeos tales como Francois Mitterrand, Mario Soares, James Callaghan, Joergensen, Den Uyl y Nenni.

A pesar de estas ausencias, se espera que las reuniones sean importantes, por ser Africa y Oriente Próximo dos de las cuestiones a debate, temas de máxima actualidad.

Los contactos bilaterales y multilaterales, como el que se prevé entre Brandt y Carrillo, serán también significativos, y en ellos se incluye la posibilidad de que muchos de los políticos asistentes conversen con representantes de la Administración española.

Las reuniones del Buró de la Internacional se interrumpirán en la noche de hoy para que los asistentes participen en el acto inaugural de la Fundación Pablo Iglesias.

Ayer se reunió en Madrid el Consejo Internacional de Mujeres Socialistas, presidido por la diputada belga, Irene Petry, quien, además, es vicepresidenta de la Internacional Socialista.Fundada por primera vez en París, en 1889, la Internacional Socialista, o II Internacional, existió hasta 1914 con sede en Bruselas. Volvió a ser formada en 1919 y, en 1923, tomó el nombre de Internacional Obrera y Socialista, disolviéndose al iniciarse la segunda guerra mundial. Terminada ésta, volvió a formarse otra vez en 1946, en gran parte por iniciativa del Partido Laborista británico, con el nombre de Comité de la Conferencia Socialista Internacional (Comisco).

En 1951 tomó otra vez su nombre histórico. Sus fines generales pretenden la unificación de la política y de las actividades de los partidos miembros para el establecimiento de una comunidad socialista en el mundo, aunque, como recordaba su actual presidente, Willy Brandt, no es ni un centro de dirección, ni un partido internacional dotado de una doctrina uniforme, sino un centro de trabajo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de octubre de 1977