Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El relato de la fuga de Kappler no satisface en Italia

La versión que de la fuga del ex coronel de las SS nazis Herbert Kappler ha dado su esposa Annelise al semanario alemán Bunte Illustrierte no ha satisfecho ni a la magistratura, que todavía indaga el caso, ni a la opinión pública italiana. El relato, vendido por casi ochenta millones de liras (ocho millones de pesetas) por la señora Kappler, ha sido difundido en Italia por el semanario Oggi. Este relato será próximamente publicado por EL PAIS.

Encontrarse por casualidad en el portaequipajes del coche un equipo de escalador y descolgar por una ventana desde quince metros a un muribundo, con la complicidad de la sombra de una magnolia gigante, resulta más inverosímil que la versión, dada al principio, de la maleta roja o verde con ruedecillas. A pesar de que el alpinista trentino Cesare Maestri haya declarado a la prensa que es fácil hacerlo, empleando el sistema de «polea doble», que usan también los bomberos, casi todos los diarios, que ayer publicaron diseños y planimetrías del hospital militar del Celio. juzgan el «memorial» de la señora Kappler como el capítulo de una buena novela de aventuras, La opinión de izquierdas insiste en que la señora ha teñido que contar con la colaboración de amigos alemanes o italianos y la contribución material de organizaciones de derechas. Por lo pronto, un portavoz de la Cruz Roja alemana ha confirmado la información de Die Zeit de haber contribuido a financiar los viajes de la señora Kappler a Roma, aunque no exista una relación concreta con la fuga.Los republicanos insisten en su actitud rigurosa y antes de que la Cámara de Diputados discuta el 13 de septiembre próximo el «caso Kappler», han presentado una interpelación alprimer ministro, para conocer los criterios de «oportunidad política», según los cuales Kappler fue sometido a un «régimen especial».

A propósito de complicidades, el diputado socialista Fabrizio Cicchitto, en una entrevista al semanario Panorania, ha recordado que entre los rumores que circulan para explicar la «no intervención» de los servicios secretos tendría consistencia el de las relaciones «entre la logia masónica de Licio Gelli y círculos nazis de Alemania y América del sur, interesados desde siempre en la fuga de Kappler». «Los servicios de seguridad -según el parlamentario- tenían el deber de comprobar tales rumores, porque son conocidas las relaciones de la logia con el Servicio de Información de Defensa, de Vito Miceli, y con sectores del cuerpo de Carabineros.» Como es sabido, el general Miceli se encuentra en la actualidad bajo proceso, acusado de consp:iración contra la República.

El diario conservador Il Tempo, de Roma, publicó ayer una carta suya fechada en el «exilio», escrita el 21 de agosto, en la que dice: «El régimen, burlado una vez más, desahoga contra los oficiales de Carabineros su rabia por la repatriación del coronel Kappler.»

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de septiembre de 1977

Más información

  • Su esposa vendió la versión por ocho millones de pesetas