Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ex coronel de las SS no puede ser detenido en la República Federal de Alemania

La policía alemana suspendió ayer la acción de búsqueda del criminal de guerra Herbert Kappler, ex coronel de las SS y jefe de la policía nazi en Roma.La suspensión de la búsqueda de Kappler en territorio alemán la dictó hoy la fiscalía de Lueneburg que dictaminó, después de estudiar la situación jurídica, que Kappler no podía ser detenido de encontrarse dentro del territorio alemán occidental.

El ex nazi logró ayer escaparse del hospital militar romano, donde le trataban por padecer cáncer intestinal, ayudado por su esposa y, al parecer, pasar en automóvil a Alemania Occidental.

El fiscal general de Lueneburg, después de dar la orden de concluir la búsqueda de Kappler, informó que contra éste solamente se podría llevar a cabo en Alemania un nuevo proceso, para lo que Italia tendría que mandar todas las actas sobre el caso del criminal de guerra.

Sin embargo, aunque se llevara a cabo un nuevo juicio en Alemania contra Kappler y se le condenara a cadena perpetua, éste quedaría inmediatamente en libertad por haber pasado ya treinta años en la cárcel italiana, ya que, en Alemania, la cadena perpetua expira a los veinticinco años de prision.

Las autoridades militares italianas culparon en su tiempo a Kappler de participar en la muerte de 335 prisioneros italianos durante la guerra, como represalia de la muerte de 32 soldados alemanes a manos de los resistentes.

A Kappler tampoco se le puede aplicar la extradición, aunque fuera solicitada por Italia, a que el artículo 16 de la Constitución alemana no lo permite.

La fuga de Kappler a Alemania ha traído como primera consecuencia que el Gobierno italiano aplazara la entrevista que iba a hacer a Roma, el próximo viernes, el canciller Schmidt, para entrevistarse con el primer ministro italiano, Andreotti.

Al parecer, Kappler se encuentra en la ciudad de Soltau (Baja Sajonia), donde vive su esposa, que le ayudó a la huida, aunque aún se desconoce oficialmente el paradero del antiguo ex coronel nazi.

Ex combatientes y judíos italianos protestan

Cientos de ex combatientes y de judíos italianos convergieron ayer sobre Roma para protestar por la misteriosa fuga del criminal de guerra nazi Herbert Kappler, internado en el hospital militar de la capital italiana, donde era tratado de un cáncer de estómago.El ministro de Defensa, Vito Lasttanzio, declaró ayer que, aparentemente, Kappler fue sacado del hospital en una maleta. Kappler pesaba sólo 48 kilos.

Se cree que en la fuga de Kappler pudo haber intervenido el neofascista italiano Stefano delle Chiaie, residente durante un tiempo en España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de agosto de 1977

Más información

  • La policía alemana suspende la búsqueda de Kappler