Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"El Gobierno español espera de la CEE una acogida favorable a la solicitud de adhesión"

Con objeto de presentar la petición de ingreso de España a las Comunidades Europeas, llegó anoche a Bruselas Marcelino Oreja, ministro español de Asuntos Exteriores. Fue recibido en el aeropuerto por Henry Simonet, ministro belga de Asuntos Exteriores y presidente del Consejo de Ministros de la CEE. La estancia del ministro español en la capital belga se proIonogará hasta el jueves a media tarde.

El señor Oreja celebrará hoy miércoles varias reuniones de trabajo con los embajadores españoles acreditados en las nueve capitales de la CEE. Se entrevistará con Roy Jenkins y Lorenzo Natali, presidente y vicepresidente de la Comisión Europea. Además de informar a la Comisión Europea de la solicitud española de ingreso a la CEE, el señor Oreja insistirá a los comunitarios en la necesidad urgente de encontrar soluciones al litigio pesquero, derivado de la ampliación de la soberanía comunitaria a doscientas millas que afecta y perjudica a los pesqueros del norte de España.La presentación oficial de las cartas solicitando el ingreso de España a la Comunidad Económica Europea (CEE), Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA) y la Comunidad Europea de la Energía Atómica (CEEA, o EURATOM) tendrá lugar el jueves al mediodía en el Ministerio belga de Asuntos Exteriores, por ocupar actualmente el Gobierno de este país la presidencia semestral de los consejos de la CEE.

Hay que señalar que para la noche de hoy miércoles está prevista una corta entrevista entre el señor Oreja y el secretario general de la OTAN. La misma se celebrará en la residencia del embajador de España en Bélgica para, se dice, quitar importancia a eventuales interpretaciones de que el Gobierno español quiera acelerar, sin consulta parlamentaria, el ingreso de España en la OTAN.

El ministro español declaró a la prensa en el aeropuerto de Bruselas que «la integración de España en la Europa comunitaria es una firme decisión del Gobierno español. Esperamos contribuir a la construcción de la unidad de Europa», añadió.

También puso de manifiesto que su Gobierno esperaba recibir una favorable acogida de los nueve países comunitarios a la petición de ingreso en las Comunidades Europeas.

Antes de iniciar el viaje, el ministro español afirmó en Madrid que «la opción adoptada por el Gobierno de solicitar la entrada de España en el Mercado Común, respaldada por la mayoría de los partidos políticos, es auténticamente nacional».

El señor Oreja ha declarado que la apertura de negociaciones para señalar las condiciones, tanto de España como de la CEE, que hagan posible firmar el tratado de adhesión, va a ser largo y difícil y manifestó que si no hay dificultades, el proceso de negociación concluirá en 1980. Sin embargo, cuando esto se lleve a cabo, el acuerdo permitirá una defensa más plena de los intereses económicos de España.

Con anterioridad a su salida de Madrid, el ministro de Asuntos Exteriores almorzó con representantes de los medios informativos,

Mientras tanto, el peregrinaje de políticos españoles a la CEE no ha hecho más que empezar. Después del PSOE, y antes de que el ministro Oreja presente la solicitud de ingreso de España, el secretario general del Partido Socialista de Andalucía, Alejandro Rojas Marcos, presentó ayer en Bruselas una carta a Roy Jenkins, presidente de la Comisión Europea, en la que se califica de «error histórico» la candidatura precipitada de España a las Comunidades Europeas.

El PSA expone sus protestas enérgicas por la decisión del Gobierno español. Califica la iniciativa de «oportunista» y de «abuso» con relación al artículo 237 del Tratado de Roma, por querer ignorar el Gobierno de Madrid los principios democráticos de los Estados de la CEE.

Critica que el Gobierno no haya informado ni a las Cortes ni a los partidos políticos y que ensaye una legitimación de facto de una democracia todavía en construcción. Recuerda la carencia de una constitución democrática que permita organizar verdaderas elecciones legislativas y municipales.

Calificando la decisión del Gobierno de «ligera» recuerda al presidente de la Comisión Europea los problemas generales de la economía española y en particular de los emigrantes andaluces en la Europa comunitaria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de julio de 1977

Más información

  • Declaraciones de Marcelino Oreja a su llegada a Bruselas