Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PCE considera el programa económico positivo, pero incompleto

«Consideramos que las medidas económicas del Gobierno son, en buena parte, positivas, pero incompletas», manifestó ayer el secretario general del Partido Comunista de España (PCE), Santiago Carrillo, al término de su entrevista con el presidente Adolfo Suárez en el palacio de la Moncloa.

La reunión entre ambos políticos duró dos horas y veinte y en ella estuvieron presentes por parte del Gobierno el vicepresidente y ministro de Economía, Enrique Fuentes Quintana; el ministro de Hacienda, Francisco Fernández Ordóñez, y el ministro de Trabajo, Manuel Jiménez de Parga. Por parte del PCE, asistieron junto a Santiago Carrillo, los economistas Ramón Tamames y Tomás García, ambos miembros del comité ejecutivo del partido.La entrevista, que comenzó a las siete y cuarto de la tarde en el palacio de la Moncloa, tenía como finalidad el estudio y discusión del programa económico del Gobierno, cuyas líneas maestras fueron dadas a conocer el pasado lunes, al igual que la entrevista mantenida el mismo lunes por el presidente Suárez con el secretario general del partido Socialista Obrero Español (PSOE), Felipe González.

A las diez menos veinte de la noche finalizó la entrevista -en la que no se permitió la entrada a los fotógrafos, pese a la promesa inicial de que el presidente posaría junto a Carrillo- y al término de la misma, el secretario general del PCE hizo unas breves declaraciones en las que subrayó que las medidas económicas del Gobierno le parecían acertadas aunque incompletas.

Asimismo manifestó que habían expuesto al presidente y a su equipo económico cuáles eran los temas más urgentes para llevar a cabo un plan de recuperación y saneamiento económico. «La entrevista ha sido muy cordial -añadió- y positiva, pues inaugura un proceso de diálogo entre el Gobierno y la Oposición, esencial en todo proceso democrático. En estos momentos, todos debemos poner manos a la obra para levantar y consolidar la democracia.»

El líder comunista agregó que también habían tratado el aspecto social del programa, y que a este respecto habían apuntado la necesidad de que se elabore un Código de los Derechos de los Trabajadores y la adopción de una serie de medidas para atajar el problema del paro, principalmente en Andalucía y en Canarias. Entre los aspectos más destacados del programa, el líder del PCE señaló la reforma fiscal y dentro de ella, los impuestos sobre herencias.

El secretario general del PCE anunció también que el grupo parlamentario de su partido había decidido en su reunión de ayer, presentar un candidato propio a la presidencia del Congreso de Diputados: Ignacio Gállego. La razón dada para presentar un candidato propio frente al que presenta el PSOE fue: «Nosotros no somos una disciplinada organización al servicio del PSOE y en política cuando se piden los votos hay que ofrecer algo a cambio.»

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de julio de 1977

Más información

  • Entrevista Suárez-Carrillo en la Moncloa