El próximo 24 de mayo,

Francia se paralizará a consecuencia de una huelga general de veinticuatro horas en los sectores públicos y privado, decidida ayer por las cuatro centrales sindicales más potentes del país: la CGT comunista, la CFDT, socialista autogestionaria, el sindicato moderado FO, y el de la Enseñanza, FEN. Según se anunció el paro se efectuará contra el plan Barre, el desempleo y la disminución del poder adquisitivo de los salarios.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS