La oposición antinuclear se organiza en una coordinadora nacional

Veinticuatro grupos, asociaciones y movimientos ciudadanos de distintas regiones de España se reunieron el pasado día 1 de mayo en Soria para intentar coordinar la lucha que a nivel individual mantienen contra la instalación de centrales nucleares.

La reunión, a la que asistían unas cien personas, fue interrumpida a las tres horas de iniciarse, ante el temor de que la policía desalojara la sala del Colegio Universitario de Soria, donde los delegados se encontraban reunidos, ya que las autoridades advirtieron al responsable del acto que, en ningún caso, el número de reunidos podía superar la cifra de dieciocho personas. A partir de este momento, el debate tuvo que desarrollarse dividiéndose el número de asistentes en dos comisiones de dieciocho representantes cada una, después de dar al responsable del acto sus nombres y apellidos, y permaneciendo fuera del local el resto de los delegados.El objetivo básico de este encuentro de los grupos que se oponen a la expansión nuclear en España era el de constituir una coordinadora a nivel nacional que permitiera salir de su aislamiento a los diversos movimientos ciudadanos de manera que su lucha no sea ignorada por el resto del país y sirva de ejemplo a aquellas otras comunidades que en el futuro resulten perjudicadas por esta conflictiva, y peligrosa tecnología.

Para mantener y fomentar esta comunicación, se llegó al acuerdo de publicar periódicamente un boletín informativo cuyo contenido se nutrirá principalmente de las comunicaciones que faciliten las distintas organizaciones que integran la federación antinuclear. También se acordó publicar un manifiesto de esta convención de Soria que se hará público en los próximos días.

No tenemos el síndrome de Hiroshima

«No somos ni ignorantes ni románticos del medio ambiente como pretende hacer creer la JEN (Junta de Energía Nuclear) y las compañías eléctricas a la opinión pública», declararon a EL PAIS miembros de la coordinadora recién constituida, al finalizar la convención de Soria.«Nos sobra información; de lo que no disponemos es de la colaboración de los medios de comunicación, sobre todo los locales, ya que, en su mayoría, están íntimamente ligados a las compañías eléctricas o pertenecen al Estado.»

«La oposición a las centrales nucleares ha surgido allí donde se intenta construir estas industrias En muchas ocasiones, los vecinos de las poblaciones afectadas iniciaron la lucha espontáneamente y con una desigualdad de condiciones asombrosa; luego, poco a poco, hemos ido estableciendo contactos y elaborando informes sobre cada caso concreto hasta llegar al momento actual en el que hemos visto la necesidad de coordinar nuestra lucha a nivel nacional.»

-La coordinadora abarca veinticuatro, organizaciones de casi otras tantas provincias españolas. ¿Hasta qué punto podrá suponer un serio obstáculo para el plan energético español?

-Movimientos ciudadanos como el del País Vasco han logrado, si no anular, sí retrasar y dificultar la realización de ciertos proyectos decentrales nucleares. Las compañías eléctricas prefieren no enfrentarse a las poblaciones allí donde construyen sus centrales y nos consta que los planes que anulan en una región conflictiva los llevan a cabo en otra con menos capacidad de reacción. Entre los objetivos de esta coordinadora está precisamente el de evitar estos hechos.

También queremos intensificar nuestros contactos con otros grupos de oposición antinuclear en el extranjero que se encuentran en una fase mucho más avanzada que la nuestra.

-¿Y las famosas subvenciones desde el exterior?

-Si reunimos los numerosos disparates que en este sentido se han publicado, resultaría que a nosotros nos subvencionan la CIA, el KGB, las compañías de petróleo, la OPEP y hasta el capital catalán. Por desgracia para nosotros, la luicha antinuclear solo nos cuesta dinero de nuestro propio bolsillo, pero aplicándonos el slogan alemán: «Más vale estar hoy activos que mañana radiactivos»

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 02 de mayo de 1977.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50