Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Protesta de un grupo de padres de alumnos del Liceo Italiano

Un grupo de padres de alumnos españoles del Liceo Italiano de Madrid, entregó ayer una nota de protesta dirigida al ministro de Educación y Ciencia por lo que se considera, según el grupo disconforme, «inadmisible actitud a que ha llegado la dirección del referido centro, que coacciona y amenaza a los padres de alumnos que nos mantenemos firmes en exigir el comportamiento de las leyes vigentes en este país».El cónsul de Italia en Madrid ha negado al presidente de la comisión gestora de la Asociación de Padres de Alumnos el permiso para que la asamblea constitutiva se pueda celebrar en el Liceo. Tampoco se ha permitido que la convocatoria se exponga en el tablón de anuncios. La constitución de esta asociación fue autorizada por el Ministerio de la Gobernación, con fecha 11 de febrero pasado, autorizando entonces el consul que la asociación se domiciliara en el Liceo.

En la nota dirigida al ministro de Educación y Ciencia, los padres de los alumnos aseguran que han surgido nuevos problemas en torno a la discriminación antiespañola en el centro. «Al presentarse la necesidad de elevar las tarifas -se dice en la nota-, los españoles que teníamos presente la pasada experiencia de la discriminación, pusimos la única condición de que el aumento se tramitara de acuerdo con la legislación vigente en España ... »

Consideran. los padres disconformes que la cuestión de fondo no es la de las tarifas, sino la competencia del Ministerio español sobre el Liceo, «competencia que la embajada de Italia niega, en la esperanza de que el Ministerio se inhíba. con lo que quedaría en libertad total para el futuro... La situación está culminando con la amenaza de que si en los próximos días no nos plegamos a todas sus exigencias, nuestros hijos serán expulsados de la escuela».

Tras afirmar que entienden que ni el Liceo Italiano ni cualquier otro colegio extranjero pueden constituir una colonia o un enclave al que no llega la soberanía española, pasan a denunciar «las gestiones oficiosas que, según nos consta, la embajada de Italia está realizando ante ese Ministerio con el fin de obtener un trato de privilegio para el Liceo, gestiones que consideramos como una inadmisible injerencia en la Administración española, ya que quien está obligado a someterse y a dirigirse al Ministerio es sólo y exclusivamente la dirección del propio Liceo... Como consecuencia de todo lo expuesto, solicitamos la directa intervención de vuestra excelencia para que por ese Ministerio se impida la arbitraria actuación de la. dirección del Liceo, que denunciamos, se le obligue al más exacto cumplimiento de la legislación vigente y se impidan las injerencias oficiosas de la embajada de Italia».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de abril de 1977