Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cesan el jefe de la Secretaría Militar del Ejercito y el teniente coronel Quintero

Manuel Alvarez Zalba, general de brigada y jefe de la Secretaría Militar y Técnica del Ministerio de¡ Ejército, y Federico Quintero Morente, teniente coronel y ex jefe superior de Policía de Madrid, adscrito al Gabinete de. Estudios, dependiente de la misma secretaría, han cesado en suspuestos, por órdenes aparecidas ayer en el Boletín Oficial de¡ Estado y en el Diario Oficial del Ministerio del Ejército. Del cese del general Alvarez Zalba ya informó EL PAIS en su última edición de ayer, miércoles. No se descartan nuevos ceses en dicho organismo.

La Secretaría M-ilitar y'Técnica distribuyó una nota la pasada semana, dirigida a generales, jefes, oficiales y suboficiales, en la que se daba cuenta del contenido de la reunión celebrada por el Consejo Superi¿r del Ejército el martes día 12, para tratar de la legalización del PCE.La nota en cuestión fue distribuida, al parecer, sin autorizaciónsuperior para su contenido. Esa misma comunicación fue recogida por el diario El A lcázar con gran despliegue tipográfico en su primera página y, según ella, en la reunión se habrían adoptado acuerdos claramente amenazadores para el Gobierno.Ese mismo día, el Gabinete de Información del Ministerio del Ejército distribuyó una nota oficial en la que se contenían los acuerdos adoptados, y El A lcázar se vio obligado a rectificar su información anterior, por orden del Minis.terio de Información y Turismo.El día 16 de abril. el Ministerio del Ejército remitió un comunicado a las distintas, -unidades del Ejército en el que se desautorizaba, la nota de la Secretaría Militar y Técnica, y. según informaciones recogidas por Diario 16, afirmaba que tal nota «exponía hechos que no corresponden a la realidad, con el peligro de producir gran confusíón entre nuestros cuadros de mando».La misma nota del ministro calificaba como ' de «inadmisible ligereza», la actuación dela Secretaría Militar, cuyo responsable fue cesado ayer en su cargo.

Desde hace varios días habían circulado informaciones dignas decrédito que apuntaban el cese inmediato del teniente coronel Quintero, destinado a uno de los departamentos de la Secretaría Militar. Este organismo engloba la secretaría particular del ministro, el Gabinete de Información del .Ministerio y el Gabinete de Estudios, donde el señor Quintero desempeñaba sus funciones. Todas las noticias coinciden en señalar su participacion respecto a la elaboración y envío de la citada nota desautorizada.Federico Quintero, especialista en grupos subversivos, tras seguir varios cursos en Estados Unidos. fue nombrado jefe superior de Policía de Madrid,en enero de 1972, siendo ministro de la Gobernación Tomás Garicano y director general de Seguridad el coronel Eduardo Blanco. Permaneció en su puesto m ieritras ocuparon la cartera Carlos Arias, José García Hernández y Manuel Fraga y cesó el 4,de septiembre de 1976. al reorganizar Rodolfo Martín Villa, actual titular del departamento, la Dirección General de Seguridad y traspasar las competencias de orden público en Madrid al gobernador civil.

' El señor Quintero ha estado considerado cipmo uno de loshombres más relevantes dentro (. la actuación policial durante k últimos años del franquismo.Tanto el general Alvarez Zalb, como el teniente coronel Quinter han quedado en situación de di! ponibles.

En medios dignos de crédito 5 apuntaba ayer la posibilidad d que se produzcan nuevos ceses e la Secretaría Militar y Técnica d( Ministerio del Ejército.

Por su parte, el vespertino L Alcázar publicó ayer. en la últim página de su primer ouadernillc una breve noticia que recogía. úni camente. el cese del general Alva rez Zalba. Y, en su primera páginz un recuadro que llevaba como ti tular «Ordenanzas militares d Carlos III» y este subtítulo «Artículo 7'-Tratado II-Títul, XVII- de las Ordenes Generale para Oficiales. » ,

A continuación, y como únici texto, entrecomillado, sin la meno referencia a cualquier aconteci miento de actualidad, se repro ducía el citado artículo que dice «Ningún oficial se podrá disculpa con la omisión o descuido de su inferiores en los asuntos que pued y deba vigilar por sí; y, en este co cepto, todo jefe hará cargo de 1 faltas que notare al inmediat subalterno, que debe celar o ejec tar el cumplimiento de sus órd nes, y si éste resulta cúlpado, t mará con él, por, sí mismo, la pro videncia correspondiente, en intligencia de que por el disimulo recaerá en él la responsabilidad.»

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de abril de 1977

Más información

  • Responsables de una. nota sobre la reacción del Ejército a la legalización del PCE