Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los alumnos de Educación Física, encerrados en el INEF

Los alumnos de las tres escuelas madrileñas de Educación Física -INEF, ENEF y ESEF- se encerraron ayer en el pabellón polideportivo del INEF, pare reivindicar sus posturas ante dos temas: la integración de su carrera en el ámbito universitario y la posibilidad de enseñanza en los cursos de EGB. Los ochocientos estudiantes abandonarán el recinto hoy a las doce de la mañana.

El pasado viernes una comisión de estúdaiantes de Educación Física de las tres escuelas sostuvo una reunión con el subsecretário de Educación y Ciencia, en la que se plantearon las citadas cuestiones. El Ministerio ofreció dos posibilidades con respecto a la incorporación de sus estudios a la Universidad: integrarlos en ella -previa unificación de todas las escuelas mediante un Instituto Universitario, o bien, reconvertir el INEF -Instituto Nacional de Educación Física- en una Facultad. Se acordó, por otra parte, elaborar un calendario de entrevistas entre una comisión de alumnos y profesionales de la Educación Física con funcionarios del Ministerio para puntualizar algunas cuestiones y tratar de buscar soluciones viables a los problemas reivindicados.Los alumnos de Educación Física, no obstante, acordaronel lunes sostener un encierro ininterrumpido de doce horas para tratar de concienciar a la sociedad sobre sus problemas.

Desde hace más de un mes se mantienen en su postura de huelga activa.

En el pabellón polideportivo del INEF se organizaron, desde el comienzo del encierro, diversas competiciones: partidos de voleibol, balonmano, fútbol-sala, exhibiciones de judo, cama elástica y otras especialidades deportivas. En algunas de ellas participaron jugadores de élite. Miembros del equipo de balonmano Atlético de Madrid y del equipo Moscardó de voleibol se solidarizaron con la postura de los estudiantes.

Para hoy tenían previsto realizar unos Contra-Juegos Olímpicos -en esencia se trataría de comprobar quién corre más despacio, quién salta menos longitud y quién menos altura- y un simbólico entierro de la Educación Física, para lo cual -si obtienen el permiso pertinente- acompañarán un féretro en el que se supone yace la disciplina. Su programa finalizará con una marcha finlandesa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de abril de 1977