Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

"La lucha en Shaba es el comienzo de un levantamiento general contra Mobutu"

La situación del régimen del presidente Mobutu parece deteriorarse en Zaire, a raíz de la invasión de fuerzas katangueñas en la provincia sureña de Shaba. Esta es la impresión más generalizada. Sin embargo, existen numerosas incógnitas sobre esta operación, puesta en marcha hace veintidós días. ¿Cómo se puede explicar el rápido avance de una fuerza reducida de hombres frente a un ejército, el de Zaire, muy superior en hombres y armamento? ¿Cuentan los invasores con apoyo de angoleños, cubanos y soviéticos? ¿Cuáles son sus objetivos...? Sobre estas cuestiones, Nicole Guardiola ha entrevistado en Lisboa a Joseph Matabel, portavoz del Partido de la Revolución Popular (PRP) que lucha contra el régimen de Mobutu en las provincias de Shaba y Kivu.

EL PAIS: «Invasión», «agresión» han sido palabras frecuentemente utilizadas para definir los acontecimientos en el sur de Zaire.Joseph Matabel: Para nosotros, la campaña, que consiste en presentar nuestra lucha como una agresión, una invasión, con intervención de mercenarios (cubanos, soviéticos.. ) es un bluff. De hecho se trata de un movimiento interno de Zaire. Es una nueva etapa de un conflicto que viene de lejos, de un combate que nunca cesó completamente desde los trágicos hechos que sucedieron a la independencia del Congo.

EL PAIS: Pero se habla de la entrada de una columna de ex gendarmes katangueños, desde territorio de Angola.

J. M.: Efectivamente, había en Angola unos miles de ex gendarmes katangueños que combatieron con las tropas portuguesas y después con el MPLA en la segunda guerra de liberación de Angola. Pero para nosotros no son más que una parte de los miles y miles de refugiados que abandonaron el Congo, sobre todo después de la toma del poder por Mobutu.

Es una acción del Frente de Liberación Nacional del Congo. Hay entre nosotros oficiales que fueron, efectivamente, miembros de la gendarmería de Tshombe, pero, en lo esencial, nuestro movimiento está compuesto por una nueva generación de congoleños que se han unido a nosotros.

«El Pinochet de Africa»

EL PAIS: Pero se dice que tienen instructores cubanos que han sido dirigidos desde Luanda...J. M.: Sobre el plano militar, pregunten a los militares portugueses si nuestros soldados necesitan de los cubanos para aprender a combatir. Han sido muy bien entrenados, tienen experiencia de lucha en condiciones muy difíciles, incluso contra tropas surafricanas, bien equipadas y formadas.

Sobre el plano político, no necesitamos tampoco órdenes para odiar al régimen de Mobutu. Para nosotros, Mobutu es el «Pinochet de Africa». Es uno de los regímenes que más sistemáticamente ha violado los derechos humanos. No nos referimos solamente a los derechos políticos, sino a las libertades individuales más elementales. La situación económica es catastrófica. Externamente, Zaire es actualmente el país más endeudado de Africa y, tal vez, del Tercer Mundo. Un país que no puede pagar los intereses de su deuda externa. El origen de esta bancarrota es fácil de adivinar cuando se sabe, en cambio, que Mobutu está señalado como uno de los hombres más ricos del mundo.

EL PAIS: Entonces, según su visión, ¿se trata del inicio de un levantamiento popular?

J. M.: Hoy, las agencias de prensa reconocen que nuestras fuerzas son acogidas por las poblaciones como liberadores. Las propias fuerzas de Mobutu facilitan nuestro avance, rindiéndose o uniéndose a nuestros hombres. Así se explica que tropas que disponen tan sólo de armas ligeras hayan podido apoderarse. de blindados.

EL PAIS: Pero se dice que tienen armas pesadas, que el Gobierno de Luanda les dio cohetes...

J. M.: Tenemos blindados, por ejemplo, varios AML-6 y AML-9, franceses. Son del ejército zaireño. Al principio destruíamos los tanques porque no sabíamos utilizarlos. Ahora los guardamos para más tarde.

EL PAIS: Pero puede haber diferentes intereses que entren en contradicción con los propósitos de su movimiento.

J. M.: Las potencias que tienen intereses en el Congo deben comprender dónde están sus verdaderos intereses. El Congo es un país rico, pero subdesarrollado, que necesita de las inversiones extranjeras para el aprovechamiento de sus recursos, aprovechamiento que es indispensable para elevar el nivel de vida de nuestro pueblo. Ahora bien, estas compañías extranjeras necesitan paz y seguridad para trabajar, y Mobutu no puede asegurarlas. No tenemos nada contra los extranjeros, y sus países respectivos lo saben. Los súbditos de diferentes países que se encuentran en la zona de las operaciones no han sido molestados, al contrario. Y así lo han declarado públicamente.

Grupos guerrilleros

EL PAIS: ¿Por qué se ha desencadenado esta operación en Katanga dada la situación en Africa Austral?J. M.: El FLNC no es el único movimiento de lucha en el Congo. Las operaciones que han comenzado hace veintidós días en el Sur significan tan sólo la apertura de un segundo frente. La guerrilla del PRP (Partido de la Revolución Popular) lucha desde hace diez años en las provincias de Kivu y Shaba (Katanga) y controla actualmente la frontera con Tanzania. En la región del lago Tanganika, el PRP apoya esta acción del FNLC, tenemos contactos permanentes que nos permiten seguir el desenvolvimiento de las operaciones sobre el terreno. El propio PRP reagrupa a los refugiados de distintas organizaciones, como los movimientos fundados por Patricio Lubumba y Antoine Gizenga.

Queremos llegar a la unión de todas las fuerzas de oposición a Mobutu alrededor de un objetivo prioritario: derrocar el régimen totalitario de Mobutu y crear las condiciones de una auténtica democracia.

EL PAIS: ¿Existe ya una base de entendimiento entre los grupos de la oposición?

J. M.: Pensamos que tenemos que poner de lado todo lo que nos divide, que son cuestiones de método. Nuestras divisiones han sido lo que ha llevado al país a la situación en que se encuentra ahora. Pensamos que esta unión tiene que hacerse en base a los movimientos que luchan en el interior de Zaire, no a partir del exilio.

Internacionalización del conflicto

EL PAIS: Algunos países occidentales han enviado ayuda al presidente Mobutu, ¿cuál es su opinión sobre este hecho?J. M.: Pedimos a todas las potencias internacionales, en particular a Estados Unidos, Francia y Bélgica, que no se mezclen en este asunto, ya que se trata de un problema interno de nuestro país. Pedimos que le sea permitido al pueblo congolés liberarse d e este régimen. Nos negamos a creer que Estados Unidos, que la propia Administración Carter, que ha colocado al régimen de Mobutu entre los que no respetan los derechos humanos, realice una intervención ahora para defenderle. Sería un golpe muy grave a la credibilidad norteamericana.

EL PAIS: ¿Cuentan ustedes con el apoyo de algún Gobierno?

J. M.: Agradecemos y estamos completamente de acuerdo con la intervención de Nigeria en el Consejo de Seguridad de la ONU, pidiendo a las potencias extranjeras que no interviniesen en Zaire.

EL PAIS: ¿Existe el peligro de una internacionalización del conflicto a nivel africano?

J. M.: Nosotros insistimos en que el problema debe ser resuelto por los propios congoleños.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de abril de 1977

Más información

  • Declaraciones de Joseph Matabel, portavoz de las fuerzas invasoras katangueñas: