Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ex vigilante de la Renault muerto por un presunto grupo izquierdista

¿Crimen político, ajuste de cuentas, provocación? Anoche aún no se conocían los móviles exactos de los dos desconocidos que asesinaron a Jean Antoine Tramoni en Limeil-Brevannes, pueblo de la periferia parisiense. El señor Tramoni fue, a su vez, el autor de la muerte, hace cinco años, del militante revolucionario Pierre Overney, en el transcurso de una manifestación ante la fábrica Renault.Anteanoche, cuando Jean Antoine Tramoni iba a entrar en su automóvil, dos hombres que circulaban en una moto se acercaron a él y le dispararon cinco tiros mortales. Poco antes de medianoche, el crimen fue reivindicado, mediante una llamada a la agencia France- Presse, por el denominado Grupo Armado por la Autonomía Popular Pierre Overney. Es la primera vez que se tienen noticias de esta organización.

Jean Antoine Tramoni era vigilante de la Renault cuando hace cinco años disparó a quemarropa contra Pierre Overney. Los tribunales le condenaron a cuatro años de cárcel. La sentencia fue considerada excesivamente benévola por los izquierdistas, que en esa época denunciaban continuamente la «violencia patronal».

En el comunicado del grupo que reivindicó el crimen se expresa lo siguiente: «Ya que las fuerzas que se dicen revolucionarias son incapaces de vengar a Pierre como lo prometieron, nosotros demostramos que hoy nacen nuevas fuerzas revolucionarias decididas a obrar de acuerdo con sus palabras».

Alain Geismar, uno de los principales dirigentes de la ex izquierda proletaria, movimiento al que pertenecía Pierre Overney, declaró ayer, a propósito del asesinato de Tramoni: «Sigo oponiéndome a la pena de muerte, aunque la víctima sea uno de mis amigos»..

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de marzo de 1977

Más información

  • ¿Crimen político o provocación en Francia?